• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Gales está embalado

Gareth Bale

Gareth Bale

El cuadro británico superó 3-1 a Bélgica y logró una histórica clasificación a las semifinales en su primera participación en la Eurocopa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bélgica le había ganado una carrera a Gales. En el clasificatorio a la Eurocopa, las dos coincidieron en el Grupo B de la competencia. Y los dirigidos por Marc Wilmots sacaron ventaja de los duelos contra los otros rivales de la llave, para llegar primeros por encima de los galeses. Sin embargo, los británicos ya habían avisado de su poder.

El 12 de junio de 2015, en Cardiff, el combinado de Chris Coleman venció por 1-0 a los belgas, poniéndose a tiro de entrar a la Eurocopa por primera vez en la historia. Ese día, Gareth Bale marcó la diferencia y la selección británica se colocaba a las puertas de la historia.

Ayer, y de nuevo a costillas de los belgas, los dragones británicos volvieron a hacer historia. Esta vez no fue en su feudo. Lejos de su casa, en Lille, la tropa galesa controló a una decepcionante selección belga que volvió a fallar ante su cita más importante.

La victoria 3-1 de los galeses termina siendo un regalo a su afición y a quienes se aferran a su historia de Cenicienta. El debutante vuelve a pegarle en el rostro a la historia, y sigue avanzando a paso firme.

Sin embargo, no todo parecía ser así al inicio. Los de Wilmots comenzaron apretando con insistencia a la defensa galesa. El trabajo de sus volantes, Carrasco, De Bruyne y Hazard, era intenso sobre la poblada mitad del campo roja.

Así se generó una recuperación de pelota de Radja Nainggolan, quien golpeó el balón con su zurda desde unos 28 metros, para quemarle las manos al arquero Wayne Hennessey para abrir el marcador a los 18 minutos. Los diablos rojos comenzaban arriba el partido, y parecían encaminarse a una goleada que los liberara de la fama de generación talentosa pero sin resultados.

Pero no contaron con el inconmensurable talento de Bale. El estelar del Real Madrid comenzó a mostrarse, y a asociarse con Aaron Ramseey para generar espacios y darle profundidad ofensiva a los británicos. El premio para ellos llegó a los 31, en un saque de esquina que Ramsey colocó como con la mano para el central y capitán del equipo, Ashley Williams, quien cabeceó ajustado al palo para colocar el empate.

El duelo se convirtió así en un intenso toma y dame. Una pelea genial, como pocas se habían visto en esta Eurocopa de tanto cuidado y recaudos. Thibout Curtois sacó hasta tres ocasiones de los galeses, en tanto que Hennessey hizo lo propio con los belgas y todo terminó 1-1 antes del medio tiempo.

Pero en la segunda parte, después del embate inicial de Bélgica, el cuadro galés terminó por sentenciar el duelo. Se apoderó de la pelota, sin apelar al contragolpe, haciendo siempre presión para forzar los errores belgas, y terminó aniquilando a su rival con una doble genialidad.

Bale le envió un balón largo a Ramsey, quien bajó cerca del área para que apareciera Hal Robson-Kanu, y con un recorte ‘a lo Romario’ se sacó a tres defensores para después batir a Curtois y desnivelar la balanza.

Luego todo fue un paseo para los británicos. El tercer tanto, de Samuel Vokes a los 86, terminó de sentenciar una faena que fue perfecta. El sueño de Gales sigue. Embalado como un tren, ahora se ilusiona con llegar a la final en su primera incursión en un torneo continental. Le avisaron hace un año a Bélgica que algo así podía pasar, y ayer repitieron la historia. ¿Será Portugal el que se atreva a cortarle las alas a este enfurecido dragón?