• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Franklin Gutiérrez es el otro monstruo del Fenway Park

El Guti ha gozado de buena salud esta temporada / AFP

El Guti ha gozado de buena salud esta temporada / AFP

Está seguro que ve mejor la pelota en el estadio de los Medias Rojas, donde conectó par de jonrones 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La celebridad del Monstruo Verde como residente del Fenway Park de Boston es legendaria. Recordados batazos se han topado o superado la inmensidad de la pared que delimita la frontera del jardín izquierdo con las afueras del parque. Diferente a la permanente criatura anclada en la tierra, los Medias Rojas se tienen que enfrentar con otro monstruo cada vez que son visitados por los Marineros de Seattle: Franklin Gutiérrez.

El jardinero se ha convertido en un voraz endriago bajo las luces del estadio de Nueva Inglaterra. El viernes conectó dos cuadrangulares e impulsó seis carreras, topes personales en su carrera de once años en las mayores. 

De por vida, fue el tercer juego de par de jonrones para el caraqueño y el segundo en el Fenway Park, pues el 16 de agosto del año pasado le sacó dos y fletó cinco rayitas contra el lanzador patirrojo Henry Owens. Esa noche fue recordada por Gutiérrez luego de los sendos estacazos del viernes.

“Estaba pensando en ese día”, le dijo el oriundo de la parroquia Caricuao a MLB.com. “Supongo que es que veo la pelota bastante bien en el Fenway Park”.
El primer batazo, que le pegó al abridor cubano Roenis Elías, superó la barda del jardín central. Eso ocurrió en el primer inning. El segundo fue una línea que hizo ver pequeños los 11.33 metros del Monstruo Verde.

Luego de los dantescos estacazos largó un doble que estuvo cerca de ser jonrón. “Yo pensé que tenía otro jonrón”, comentó Gutiérrez. “Creo que necesito comer un poco más en el desayuno”, bromeó.

La temporada del jardinero, de Leones del Caracas en Venezuela, ha tenido dos caras. Es buena en lo que respecta a salud, pero regular en rendimiento. Ayer amaneció con un average de .252, siete vuelacercas y 21 empujadas. Es titular en las praderas nautas cuando el lanzador contrario es zurdo.