• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Finalizó la telenovela de Miami: los Marlins despidieron a Guillén

El timonel criollo sólo pudo estar una temporada con los Marlins / Henry Delgado

Ozzi Guillén no se llevó bien con la comunidad cubana de Miami / Henry Delgado

“Esperamos restaurar una cultura ganadora”, declaró el vicepresidente de Operaciones, Larry Beinfest. Sin embargo el equipo adeuda $ 7,5 millones al manager venezolano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La relación de amor-odio entre Oswaldo Guillen y los Marlins de Miami llegó a su fin luego de que se hiciera oficial ayer en la tarde el despido del venezolano a través de la cuenta de Twitter de la organización.

La salida del controversial venezolano llegó después de apenas una temporada que comenzó llena de promesas y se descarriló por un pobre desempeño del equipo en el terreno y sus polémicas declaraciones sobre Fidel Castro.

Los Marlins todavía deben a Guillén 7,5 millones de dólares por los tres años que restan en su contrato, informó AP.

El equipo de la Capital del Sol esperaba cobrar dividendos y luchar por los playoffs tras mudarse a un estadio nuevo y gastar dinero a manos llenas antes del comienzo de la campaña, pero un pésimo récord en junio los dejó fuera de contienda.

La temporada se estropeó desde abril, cuando una revista publicó una entrevista con Guillén en la que el venezolano elogiaba a Castro, lo que provocó el repudio de la numerosa comunidad cubana en Miami.

“Después de una cuidadosa consideración, tras la decepción de la temporada 2012, se decidió despedir a Ozzie. La búsqueda de manager comienza inmediatamente. Nuestra esperanza es que un nuevo manager, junto con las mejoras roster, restaurará una cultura ganadora”, declaró a –través de varios tuits de la cuenta @marlins– el vicepresidente de Operaciones de Beisbol de Miami, Larry Beinfest.

De acuerdo con el diario El nuevo Herald, la decisión se tomó ayer en Nueva York, donde se encuentra reunido el alto mando de los Marlins para su encuentro anual de balance de la temporada concluido y proyecciones para la venidera. Se espera que junto con Guillén sean despedidos algunos de sus coaches.

El equipo de Miami finalizó último en su división, a pesar de un gasto de 190 millones de dólares en el invierno para asegurar los servicios de varios agentes libres. Guillén nunca pudo duplicar la magia que le llevó a ganar una Serie Mundial con los Medias Blancas en 2005.

La relación de Guillén con la comunidad cubana fue mal desde el principio cuando el venezolano hizo comentarios políticos sobre Fidel Castro a la revistas Time.

Con excepción del mes de mayo, los Marlins se hundieron progresivamente en el sótano de la división Este de la Liga Nacional, con 69 victorias y 93 derrotas.

El ex antesalista Mike Lowell, una de las figuras claves de los Marlins campeones de la Serie Mundial del 2003, comienza a mencionarse como el hombre que podría tomar las riendas del equipo, publicó El nuevo Herald. En su contra podría decirse que jamás ha dirigido un equipo de beisbol.

Amo a Fidel Castro

Ozzi Guillén no se llevó bien con la comunidad cubana de Miami, sobre todo después de que en abril declarara a la revista Time que “amaba” a Fidel Castro.

“Respeto a Fidel Castro. ¿Sabes por qué?, Porque mucha gente ha tratado de matarlo durante los últimos 60 años, pero ese hijo de… todavía está ahí”, declaró el venezolano a la publicación estadounidense.

A raíz de las palabras del venezolano, los Marlins emitieron un comunicado en el que expresaron su rechazo a lo referido por el manager.

“Estamos conscientes del artículo. No hay nada que respetar acerca de Fidel Castro. Es un brutal dictador que ha causado un dolor inimaginable por más de 50 años. Vivimos en una comunidad llena de víctimas de esa dictadura y la gente en Cuba sigue sufriendo en la actualidad”, señaló el comunicado.

Ante las protestas de la comunidad cubana y del rechazo de su equipo, Guillén tuvo que pedir disculpas.