• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Fiesta en el llano

Zamora se coronó campeón del torneo Clausura | AVS PHOTO REPORT

Zamora se coronó campeón del torneo Clausura | AVS PHOTO REPORT

Zamora se coronó campeón del torneo Clausura al derrotar ayer a Estudiantes en el estadio La Carolina, que estuvo a reventar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Noel Sanvicente es un tipo muy comedido y seguramente si la responsabilidad de planificar la fiesta hubiera sido suya, el festejo hubiera sido mucho más discreto que el que vivió ayer Barinas.

La capital llanera es una ciudad embelesada por el juego de un Zamora modesto pero vertiginoso, justo merecedor del título que ayer se acreditó al golear a Estudiantes (3-0).

Al entrenador guayanés se le fue la voz antes incluso de festejar. Repartiendo órdenes a un equipo que parece saber bien a qué juega. No obstante, Sanvicente en ese sentido es como un perro de caza, que no afloja la mandíbula hasta que el árbitro pita el final. Esa exigencia es la principal razón para que jugadores de clase media como Juan Falcón, Ynmer González, Pedro Ramírez o Gabriel Torres estén celebrando el primer torneo corto de sus carreras. Todos ellos rindieron a un nivel superior al que hacían presagiar sus credenciales.

Ayer la gran victoria de Zamora fue demostrar que no sufren del mal de altura, que también son capaces de jugar bien con la presión que significa un título. Estudiantes llegó a Barinas con pocas ganas de ser parte de la fiesta de su rival.

Intentó morder en la mitad del campo pero sin mucho éxito.

Con Ramírez como conductor principal, el conjunto llanero no se preocupó en el límite de velocidad. Apretó el acelerador cada vez que pudo y buscó cada resquicio para dibujar diagonales.

Que cada uno de los tantos zamoranos de ayer los haya firmado un jugador distinto parece haber sido una jugada del destino para premiar la capacidad de estos futbolistas que han logrado manejar un gran abanico de recursos, y en el que casi cualquiera es capaz de colgar un pase por detrás de la defensa o de buscar un pasillo para desmarcarse.

En el primer tanto el remitente del pase fue el panameño Luis Ovalle, un buen lateral izquierdo quien se devoró la banda antes de centrarle a su compatriota Torres quien definió con el borde externo de su botín. Que Estudiantes no haya bajado la guardia fue lo mejor que le pudo pasar a Zamora, que buscó el sacacorcho justo después que Falcón rematara de cabeza el 2-0 tras un córner.

Más allá del resultado, el dominio que tenía Zamora del partido era lo que hizo que La Carolina comenzara a buscar la champaña antes del descanso. Sanvicente, por su parte, seguía dejándose la garganta en cada reclamo. Exigiéndoles a sus jugadores que no bajaran la guardia. Ni siquiera después del tercer tanto, el de Ynmer González, al inicio del segundo tiempo, que desató el festejo de todo un estadio que ya nunca había podido ver a su equipo titularse en casa.

Esa espera fue quizás el ingrediente que hizo tan especial la fiesta de anoche en Barinas.