• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Félix Hernández es el rey de los ponches de los Marineros

El carabobeño está a un triunfo de igualar el tope histórico de la organización | Foto AFP

El carabobeño está a un triunfo de igualar el tope histórico de la organización | Foto AFP

El sábado arribó a los 2 mil 166 guillotinados y superó los 2 mil 162 de Randy Johnson, otrora récord de la franquicia de Seattle

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El reinado de Félix Hernández en la lluviosa ciudad de Seattle se expande más con el pasar de los años y sus conquistas. Batallas y recordadas proezas han logrado que el serpentinero reclame departamentos estadísticos dentro de la franquicia de los Marineros. Ese será el legado del monarca y el contenido de las canciones que bardos le dedicarán.

El sábado alcanzó una distinción más para su solemne nombre. Ahora es el rey de los ponches en la historia de los nautas, al arribar a los 2 mil 166 guillotinados y dejar atrás los 2 mil 162 de Randy Johnson.

Estuvo 7.0 innings en la lomita, permitió cinco hits, tres carreras limpias y cuatro ponches que lo llevaron a su colección actual. A pesar de la hazaña, Hernández perdió el juego, pues los Marineros cayeron 4-2 ante los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim.

“Es un honor estar en el tope (de los ponches en la franquicia)”, le comentó el carabobeño a MLB.com, luego del partido que colocó su foja en un triunfo y par de reveses. “Pero no importa mucho el récord. Hemos perdido el juego”.

Ganar el careo hubiera significado reconocimientos extras. Además de la conocida satisfacción de celebrar un lauro, Hernández habría conseguido su triunfo 145 en las mayores e igualado a Jamie Moyer, el más victorioso en los anales marítimos. Es una gesta que continuará en la agenda.

“No me sentía diferente, estaba bien”, dijo el nativo de Flor Amarillo, cuando fue interpelado sobre el cuadro gripal que movió su salida del viernes para el sábado. “Tenía un buen comando en los pitcheos, eso es lo importante. Estaba tranquilo y pegándole a la zona de strike con mi recta. Fue muy bueno”.

Lanzó a la goma 104 envíos y solo regaló dos bases por bolas, lo que es un buen síntoma para él que perdió su tino en la salida del 16 de abril, cuando otorgó seis boletos.

Hernández fue víctima de cuadrangulares del camarero querubín, Cliff Pennington, y del jardinero Mike Trout, quien le ha conectado cinco vuelacercas y le batea .368 en 68 turnos legales.