• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Félix Hernández: “Que nadie les diga que no sirven”

Félix Hernández dejó abierta esta semana la posibilidad de reaparecer en la LVBP

Félix Hernández dejó abierta esta semana la posibilidad de reaparecer en la LVBP

El lanzador de los Marineros de Seattle impartió una clínica de pitcheo a 30 jóvenes en su natal Carabobo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La principal tarea que Félix Hernández quiere cumplir como Líder Maltín Polar, es acercarse al fanático venezolano. Desde su nombramiento, ha hecho mucho hincapié en el deseo de que sus compatriotas conozcan que es mucho más que uno de los mejores lanzadores en la actualidad de Grandes Ligas.

El primer paso para este acercamiento, no podía ser en otro lado sino en su natal estado Carabobo, donde realizó una clínica de pitcheo para 30 jóvenes entre 14 y 16 años de edad, pertenecientes a las escuelas de beisbol La Guacamaya y Maltín Polar, en las instalaciones del Centro de Desarrollo Deportivo de Empresas Polar.

“Tenía mucho tiempo que no daba una clínica y hacerlo aquí, en mi tierra, es tremenda experiencia”, dijo el as de los Marineros de Seattle. “Estoy muy contento con todo el talento que vi y de verdad la pasé muy bien. Pienso que los muchachos aprendieron bastante”.

Durante la actividad, Hernández invitó a cada joven a subir al montículo del campo Andrés Galarraga para que realizaran algunos lanzamientos, mientras les daba recomendaciones que iban desde cómo agarrar la pelota, hasta en qué lugar de la lomita era mejor colocarse para enfrentarse a cualquier tipo de bateador.

También les demostró, paso a paso la mecánica para lanzar su cambio, lanzamiento que considera el mejor de su repertorio. “Yo me volteo mucho porque ya tengo mucha experiencia, pero ustedes que están empezando no lo pueden hacer así, deben seguir las instrucciones de sus coaches para evitar lastimarse.


Un rey humano. De pitcheo no fue lo único de que se habló la tarde de este jueves, pues el carabobeño estuvo abierto a cualquier tipo de inquietud, como el significado de algunos de sus tatuajes.

“La gente piensa que no tengo muchos tatuajes porque siempre lanzo con los brazos cubiertos”, explicó. “Pero estas seis estrellas de aquí –en su antebrazo izquierdo-, son las veces que he lanzado en Juego de Estrellas. Cada vez que termino un inning, me beso las muñecas porque allí tengo tatuados los nombres de mis hijos”.

Hernández comenzó a jugar al beisbol a los cinco años de edad. “Primero me pusieron de cátcher y me puse a llorar. Después jugué en el campocorto y de ahí pasé a ser pitcher, pero me gustaba batear. Cuando le di el grand slam a Johan Santana en 2008, recordé que tenía alma de bateador”.

Otra cosa que recuerda muy bien es su única participación en la pelota local, durante la temporada 2003-2004 con los Cardenales de Lara.

“Fue terrible. Tenía 17 años, dejé una efectividad altísima (4.23), perdí contra Pastora, le gané al Magallanes. Por eso es que tengo tantos deseos de volver a lanzar aquí, para que la gente me vea en mi mejor momento”, afirmó.

 El derecho, que firmó como profesional con Seattle a los 16 años de edad, les habló a los jóvenes de los desafíos que implica el querer hacer carrera como pelotero.

“Esto no es fácil”, advirtió. “Estar en ligas menores es fuerte. Mi hermano Moises estuvo 14 años en las menores y nunca pudo llegar a Grandes Ligas, además, estando lejos de tu familia es más complicado, pero yo decidí que este iba a ser mi trabajo. Lo importante es tener un sueño y saber que en esta vida, nada es imposible. Que nadie les diga que no sirven”.





RECUADRO

Más actividades

El próximo 22 de diciembre Félix Hernández visitará el Museo de Beisbol, ubicado en Valencia, donde espera poder compartir con los aficionados. Espera poder concretar pronto otras iniciativas.

“Voy a llevar una gorra, unos guantes y mi camisa para llenar mi locker”, indicó. “Tengo que reunirme con Carlos Martínez –gerente de mercadeo deportivo de Empresas Polar- para ver qué más podemos hacer. Yo sé que la gente no me conoce mucho, pero quiero que vean que soy tan humilde como me enseñaron mis padres y ayudar al talento venezolano”.





jnmartinez@el-nacional.com