• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Félix Hernández ve la luz al final del túnel de la lesión

Félix Hernández tiene problemas con la velocidad de su recta / AFP

Félix Hernández se recupera de una lesión / AFP

El progreso en la recuperación hace pensar al tren ejecutivo nauta que Hernández podría regresar a la lomita en los albores de julio, un poco antes de la pausa por el Juego de Estrellas en San Diego

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estar inactivo es una condición que va en contra de la naturaleza de Félix Hernández. En 12 temporadas en las mayores solo ha estado tres veces como residente de la lista de incapacitados de los Marineros de Seattle. Pero en las últimas tres semanas se ha tenido que acostumbrar a la incapacidad de acción, debido al tirón muscular que sufrió en la pantorrilla derecha mientras celebraba en el dugout.

La obligación de aceptarse como lastimado molestaba al Rey. “Me estoy volviendo loco”, dijo cuando habló con los reporteros por primera vez luego del diagnóstico. Para su tranquilidad, la luz se comienza a ver en la oscuridad de la letanía de magullados, pues ya tiene permiso médico para realizar actividades de beisbol más intensas.

“Comenzará a soltar el brazo, probablemente, a principios de esta semana”, le comentó Scott Servais, a MLB.com. “Tal vez será el martes o miércoles y empezará a estrecharse en el terreno. Se siente mucho mejor, no tiene ningún tipo de problema”.

El progreso en la recuperación hace pensar al tren ejecutivo nauta que Hernández podría regresar a la lomita en los albores de julio, un poco antes de la pausa por el Juego de Estrellas en San Diego.

El carabobeño no había estado estático en las primeras semanas de la lesión. Lanzó pelotas sentado, luego lo hizo de pie pero con una bota protectora para evitar mayores daños. Fue una manera para mantener en buen estado su brazo y su mente, poco adaptada a la situación.

“Su vida cotidiana está completamente normal”, explicó Servais. “Se calmó. Tienes que estar calmado antes de comenzar a hacer cualquier cosa”.

Según contó el agente Wilfredo Polidor, Hernández tenía bastante tiempo con molestias en la pantorrilla, algo que trataba de ignorar para no detener su actuación.
A pesar de la pérdida de velocidad en su recta y la disminución de su tasa de ponches por cada nueve innings, el derecho nauta no tiene malos números. Antes de la lesión, dejó efectividad de 2.86 en 63.0 innings y una foja de cuatro juegos ganados y la misma cantidad de perdidos.

Los guarismos de Hernández son los mejores de la rotación de Seattle y hacen falta para que el equipo siga en competencia por el banderín de la División Oeste de la Liga Americana.

De hecho, mientras el serpentinero tenía salud, los navieros ganaron 28 y perdieron 19 careos, un record que los convirtió en constantes acechadores de los líderes, Rangers de Texas. Luego de la lesión del as, la divisa triunfó ocho veces y cayeron 13. Eso los alejó del ritmo de los vigilantes.

Historia diferente para Álvarez

Mientras los Marineros de Seattle celebran el progreso mostrado por Félix Hernández ya angustia en los Atléticos de Oakland, pues Hénderson Álvarez tuvo una recaída del hombro derecho.

El carabobeño sintió dolores en la zona, que fue operada hace casi un año, cuando pertenecía a los Marlins de Miami, y encendió las alarmas de la organización verde y amarilla. El sábado solo lanzó 3.0 inning con el Nashville, filial Triple A de Oakland, antes de abandonar el encuentro. Esa fue su octava apertura en ligas menores. Las molestias llegan cuando se aproximaba el fin de la rehabilitación y el regreso a las mayores.

No se saben más de los detalles, ya que Álvarez tendrá que viajar a Florida para ser evaluado por el reputado médico James Andrews. Se espera que mañana se tengan noticias de qué sucederá con el abridor, que tiene poco más de once meses sin lanzar una pelota en las mayores