• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

1-1. Clásico sin deferencias

Cesc Fabregas adelantó al Barcelona en el Santiago Bernabéu | AFP

Cesc Fabregas adelantó al Barcelona en el Santiago Bernabéu | AFP

En un partido muy parejo, Madrid y Barcelona dejaron todo abierto para la vuelta en el Camp Nou, en la semifinal de la Copa del Rey

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Real  Madrid y Barcelona empataron a un gol en el Santiago Bernabéu en el partido de ida de la Copa del Rey, en un nuevo capítulo de esta rivalidad histórica y emblemática del fútbol mundial. Con la final a la vuelta de la esquina, blancos y culés encararon el partido con la firme misión de golpear primero en estos, al menos, 180 minutos que decidirán el primer finalista de la Copa de Rey, que se enfrentará o al Sevilla o al Atlético de Madrid.

El partido comenzó intenso, con un Real Madrid apretando a un Barcelona que lucía nervioso e impreciso. En la primera jugada del partido, una internada de Cristiano Ronaldo por la izquierda generó un peligroso tiro libre en el borde del área que obligó a José Manuel Pinto exigirse al máximo para repeler el disparo violento del portugués.

Tras 10 minutos de presión intensa, el Barcelona al fin tuvo acceso al balón y tres minutos después, en una jugada colectiva, apareció Andrés Iniesta para asistir a Jordi Alba por la izquierda para que definiera ante el debutante Diego López, pero éste perdono de forma inexplicable.

Ambos se alternaban el peligro. Cristiano al 20, estuvo cerca de inaugurar el marcador de cabeza, y Xavi Hernández la estrelló en el travesaño con un tiro libre magistralmente cobrado y dos minutos más tarde se la estrelló a Varanne tras un regalito de Ricardo Carvalho en el área chica.

El Madrid, que había perdido el dominio del balón, recuperó la pelota y comenzó a arrinconar al Barcelona. Benzema al 27 y Callejón al 35, intentaron hacer explotar a un Bernabéu sumamente activo, pero no contaron con fortuna.

Tras unos 40 minutos trepidantes, el partido entró en una etapa de poca claridad y no dio para más en este primer capítulo.

El premio para Varane

La segunda mitad comenzó como la primera, aunque con un Barcelona más asentado y dispuesto a hacerse con el balón, sin embargo, fue el Madrid, con Benzema como puntal, el que pudo haber abierto el marcador al minuto 2.

Pero no sería el club blanco el que pegaría primero, pues a los 5 minutos del complemento, tras un rechace al borde del área, Lionel Messi, habilitó a Cesc Fabregas para que éste definiera con un toque sutil por alto a Diego López para el 1-0.

El gol, sin duda, sintió al Real Madrid y le dio al Barcelona la oportunidad de crear y hacer su juego. Varane, en par de oportunidades salvó la valla del Madrid, que no se encontraba y dejaba muchos espacios.

Uno que otro destello de calidad del Madrid, le permitió a CR9 tener una muy clara para empatar el partido, pero el portugués, a boca jarro, falló. Sin embargo, el Barcelona respondió rápidamente con una clara ocasión de Daniel Alves al minuto 63, quien remató solo al borde del área, pero el arquero Diego López detuvo el remate.

Nuevamente el partido ganó en intensidad. El Madrid comenzó a retomar el control del partido y el Barcelona, que esperaba a la contra, se dedicaba a administrar el balón y los tiempos.

Dos grandes ocasiones del Barcelona al 70 y al 73 pudieron haber sentenciado el cotejo, pero ni Pedro, solo ante el arco, y de Fabregas, en un mano a mano con López, pudieron definir. Y como al que no hace, le hacen, el Madrid obtuvo el premio al mérito de buscar el gol y Varane, su recompensa por el gran partido que bordó, cuando decretó el empate al minuto 81, con un cabezazo sin enemigos.

El gol le dio animos al Madrid, que se volcó totalmente al ataque buscando un resultado que le diera más tranquilidad para la vuelta en el Camp Nou, pero el partido no nos regalaría más goles, dejando todo abierto en la eliminatoria pautada a 180 minutos, aunque con un poco de ventaja para los culés por marcar en "La Casa Blanca". El próximo 27 de febrero se volverán a medir estos titanes, pero en la casa de los catalanes, allí se definirá el primer finalista de la Copa del Rey.