• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Real Madrid mira de reojo al Chelsea

Cristiano Ronaldo, delantero estrella del Real Madrid | Reuters

Cristiano Ronaldo, delantero estrella del Real Madrid | Reuters

Con goles de Cristiano y Özil el cuadro de Carlo Ancelotti batió al Everton y podría coincidir con José Mourinho 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un partido sin grandes alardes, el Madrid aprovechó para poner a punto su argumento más letal. Dos certeros contragolpes le sirvieron a los de Carlo Ancelotti para superar al Everton de Roberto Martínez sobre el césped improvisado del estadio de bEisbol de Los Ángeles Dodgers.

El triunfo asegura una plaza en la final de la International Champions Cup, donde el miércoles enfrentará al ganador del Chelsea-Milan. El reencuentro con Mourinho podría llegar antes de lo esperado.

En la primera ocasión en la que Ancelotti contaba con los internacionales que disputaron la Copa Confederaciones —Casillas, Ramos y Marcelo jugaron de inicio—, el Madrid se topó con un centro del campo aguerrido y se mostró débil a balón parado. Felaini estrelló un cabezazo en el palo, Jelavic marcó tras un centro cabeceado por Naismith y Jagielka pudo haber empatado al final tras un servicio de Baines.

Al Madrid le bastaron dos fogonazos para deslumbrar a un Everton voluntarioso pero al que le costaba replegarse. Pasado el primer cuarto de hora y con el rival en cuadro después de perder la pelota en campo contrario, Özil le sirvió el primer tanto a Ronaldo, que remachó a placer después de que Howard se vendiera en la salida. El portugués, asistido por un envío de Modric a la espalda de la defensa, le devolvió el favor a Özil, que solo tuvo que empujarla. Segundos antes, el colegiado había anulado un tanto del Everton al entender que Distin, que superó a Casillas de cabeza, se había apoyado en la espalda de Khedira.

Aunque el Madrid arrancó el partido presionando la salida de balón del Everton, no tardó en dejarles maniobrar. El cuadro inglés no logró encontrar a Arouna Koné, repescado por Roberto Martínez de su Wigan, pero inquietó de la mano de Kevin Mirallas. Minutos después del tanto de Ronaldo, el desequilibrante extremo belga, al que las lesiones han frenado su progresión en la Premier, fue derribado por Khedira en la misma frontera del área después de superar a Ramos. El árbitro señaló la falta fuera.

La entrada de Jelavic reactivó al Everton, que acortó distancias a media hora del final, el tiempo del que disfrutó Jesé, valiente en una internada al área en la que superó a dos defensores antes de sacar un disparo demasiado centrado. Después, mandó por encima del larguero un servicio de Kaká, más activo que en la cita ante los Galaxy. Deulofeu, el centrocampista de 19 años de edad, cedido por el Barsa, probó su velocidad en los diez minutos de los que disfrutó, pero el Everton se marchó con las manos vacías.