• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Salomón Rondón: No voy a descansar hasta jugar un Mundial

El caraqueño argumentó que la caída contra Uruguay fue clave en la eliminatoria | Reuters

El caraqueño argumentó que la caída contra Uruguay fue clave en la eliminatoria | Reuters

Para el ariete, a Venezuela le faltó efectividad en casa en la eliminatoria. Su meta es volver en diciembre 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un video en la red social Instagram, sirve como el trailer de una esperada película taquillera. En él, Salomón Rondón camina de espaldas a la cámara, con dificultad por la bota ortopédica que tiene para rehabilitarse de la fractura del quinto metatarsiano del pie izquierdo, y se aferra a una maquina donde comienza a trabajar su espalda, y luego las piernas.

“No he parado”, contó el caraqueño desde España, donde se recupera de la intervención quirúrgica a la que fue sometido hace mes y medio. “A los dos días estaba haciendo ejercicios pequeños, y tengo ya dos semanas en el gimnasio. Estoy muy animado. Me siento muy fuerte”, aseguró, cual declaración de intenciones sobre lo que espera para su futuro.

“Me dio mucha rabia la lesión, llegó justo en mi mejor momento”, confesó el ariete del Rubin Kazan, quien salió de la cancha el 22 de septiembre pasado con una fisura en el pie izquierdo cuando enfrentaba a Tom Tomsk, por la séptima fecha del campeonato ruso. Tenía ocho goles en nueve partidos.  

“El que fuese una fisura me dio esperanzas. Quería estar contra Paraguay en la eliminatoria. Pero los médicos me convencieron que era mejor operarme, porque si me rehabilitaba nada más me iba a romper el hueso, y eso si me hubiese parado más tiempo. Nunca sentí miedo de estar lesionado. Me dio mucha ansiedad, desesperación”, argumentó Rondón.

“Lo bueno es que ya estoy trabajando el tren superior, los cuádriceps, y la pierna derecha también”, explicó el caraqueño sobre su progreso. “No he perdido masa muscular en la pierna izquierda, y mantuve mi peso en 90 kilos, me he cuidado mucho con la comida; lo que ha hecho que la recuperación sea más sencilla”, dijo.

“Los puntos se me cayeron la semana pasada, y la herida sanó bien. La semana que viene me quitan la bota, todo va encaminado. La compañía de mis padres, mi esposa y mi hijo me ha ayudado mucho. Estimo que en diciembre podría estar entrenando. Estaré fuerte en enero”, agregó el atacante.

Balance. Para Rondón la eliminatoria suramericana no fue mala. “Convertir cinco goles y tratar de aportar todo lo que pude para el bienestar de la selección fue positivo”, destacó, aunque también analizó donde estuvieron las fallas de la Vinotinto en el proceso fallido hacia el Mundial 2014.

“Perdimos muchos puntos en casa. Caer contra Chile, empatar contra Ecuador, y esa derrota contra Uruguay nos dejaron sin chance. Al jugar la eliminatoria tienes que ser perfecto en casa, y nosotros no fuimos”, expuso el atacante.

No obstante, la gasolina que nutre a Salomón Rondón tiene una meta definida, estar en Rusia 2018. “Hay que trabajar de una vez para eso. No descansaré hasta jugar un Mundial, es mi sueño, y el de todo un país, y quiero hacerlo realidad en Rusia”, remató.