• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Estreno con dudas

Debut de la Vinotinto dirigida por Rafael Dudamel en un amistoso en Galicia | Foto: Cortesía La Voz de Galicia

Debut de la Vinotinto dirigida por Rafael Dudamel en un amistoso en Galicia | Foto: Cortesía La Voz de Galicia

El debut de Rafael Dudamel como seleccionador nacional se saldó con un soporífero empate ante Galicia por 1-1 y dejó sensación de que su idea aún requiere de mucho trabajo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La interpretación del himno nacional por parte de la cantante gallega Rosa Cedrón, fue el fiel reflejo de lo que se vio ayer en Riazor, la casa del Deportivo La Coruña.

La cantante tenía buena pinta, ejecutaba los acordes melodiosos de una voz aterciopelada, pero en medio de la primera estrofa del “Gloria al bravo pueblo”, se enredó y terminó recitando los versos repetidos, aunque todo quedó oculto tras su sentido performance. En la transmisión de TV se vio como Josef Martínez le preguntó a Rómulo Otero “¿Se equivocó?”, y el oriundo de El Tigre sólo contestó con una media sonrisa desganada, “sí”.

Algo similar le ocurrió a la selección nacional. El estreno de Rafael Dudamel pintaba bien. Era el regreso de la ilusión, de la vuelta a la competitividad. Al menos, discursivamente, el yaracuyano había vendido bien su idea. El detalle fue que en apenas tres días no pudo inculcar su idea de juego en los futbolistas que estuvieron ayer en el césped gallego; tampoco hubo una nota distinta a lo anterior.

Todo se pareció mucho al final del ciclo pasado. Tanto, que espanta. El 1-1 con el que culminó el partido no demuestra el dominio del combinado de Michel Salgado, que tuvo para anotar al menos dos más durante la segunda parte, y tampoco refleja la pasividad de la escuadra nacional a la hora de buscar el partido.

Carencias. A Venezuela le faltaron asociaciones en zonas clave del campo. El trabajo de Carlos Suárez y Arles Flores estuvo opacado por el buen accionar ofensivo de los volantes gallegos, al tiempo que el equipo estaba parado muy cerca de su área, lo que ocasionó que se entregara un tramo de terreno tan amplio que los locales hicieron de las suyas.

Iago Aspas, Denis Suárez, Fran Rico y Lucas Pérez desquiciaron a los nacionales, quienes atrincherados sobre su área y sin la pelota, comenzaron a ver cómo el rival, sin ser demasiado claro, los apabullaba.

Sólo Otero marcaba diferencias para Venezuela. Cada vez que tomó la pelota fue incisivo, vertical y provocador. Suya fue una escapada que generó una falta que sacó el propio volante venezolano, que terminó siendo repelida por el arquero Sergio. Pero después de eso, la Vinotinto no pisó más el área gallega, prácticamente hasta el último pasaje del partido.

Sin asociaciones ofensivas, con Jeffren más preocupado por defender que por atacar por la posición que tenían los volantes de marca, y con Santos y Martínez lejos de todo, era complicado ir adelante.

Después, todo fue Galicia. A los 36, Apas aprovechó un rebote que dio Wuilker Fariñez y que tampoco recogió un dormido Wilker Ángel para colocar el 1-0 parcial. En la segunda mitad, los gallegos pudieron hincharles la cara a los criollos, pero se comieron todas las que tuvieron como si de un plato de cocido se tratase.

Dudamel buscó ajustar las piezas al cambiar el módulo táctico, pasando al 4-5-1, pero tampoco encontró equilibrio. Es una cuestión de actitud. Y esto sólo se gana con confianza. La misma que no tuvo nunca Noel Sanvicente entre el grupo, que hoy comienza con el pie izquierdo a pesar del empate de Martínez a los 93, en el último minuto del duelo.

El yaracuyano aún tiene tiempo y margen de maniobra. Pero ya sabe con qué cuenta. Y no es alentador. Su primera presentación dejó más dudas que certezas. Tiene mucho por hacer.

Llegan los caballos
Ayer se incorporaron a la concentración de la Vinotinto para la Copa América Centenario buena parte de la legión europea que trabajará con el combinado nacional para el torneo continental. Así, Rafael Dudamel recibió a Salomón Rondón, Juan Pablo Añor, Roberto Rosales y Oswaldo Vizcarrondo en el estadio Riazor, con la idea de seguir blindando su plantilla de cara a la competencia que se inicia el próximo 3 de junio en Estados Unidos.