• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Sin Esquivel comienza carrera por el trono de la FVF

La puja ha dado pie a una suerte de 'juegos de tronos' en los que todos quieren sacar del camino a quien heredó provisionalmente el cargo, el vicepresidente de la FVF, Laureano González/ Foto: FVF

La puja ha dado pie a una suerte de 'juegos de tronos' en los que todos quieren sacar del camino a quien heredó provisionalmente el cargo, el vicepresidente de la FVF, Laureano González/ Foto: FVF

Un entrenador convertido en propietario de club, un exfutbolista volcado al periodismo y un político profesional han mostrado sus intenciones de acudir a las elecciones del 2017 en busca de la presidencia de la FVF, en la que Esquivel mantuvo su influencia durante 27 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ausencia del presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Rafael Esquivel, inmerso en el escándalo de corrupción de la FIFA, ha abierto una carrera de varios candidatos al 'trono' donde se toman todas las decisiones.

Un entrenador convertido en propietario de club, un exfutbolista volcado al periodismo y un político profesional han mostrado sus intenciones de acudir a las elecciones del 2017 en busca de la presidencia de la FVF, en la que Esquivel mantuvo su influencia durante 27 años.

Se trata del exseleccionador venezolano y propietario del club Zulia, César Farías; del periodista Antonio 'Tony' Carrasco, así como del alcalde del municipio Puerto Cabello, Rafael Lacava.

La puja ha dado pie a una suerte de 'juegos de tronos' en los que todos quieren sacar del camino a quien heredó provisionalmente el cargo, el vicepresidente de la FVF, Laureano González.

Esquivel, calificado por la prensa deportiva local como "el dictador del fútbol" venezolano, fue detenido en Zúrich el 27 de mayo junto a otros seis dirigentes de la FIFA a petición de las autoridades estadounidenses con fines de extradición.

El juez del órgano de decisión de la Comisión de Ética de la FIFA, Hans-Joachim Eckert, impuso a Esquivel la "prohibición temporal de participar en actividades relacionadas con el fútbol" y lo suspendió de sus funciones por 90 días.

Sin Esquivel al frente, el presidente de la Asociación Única de Futbolistas Profesionales de Venezuela (AUFPV), Juan García, cree que el fútbol de su país se ha visto "afectado".

"Creo que ha sido una baja bien importante", dijo tras admitir que no saben "qué va a pasar".

González, vicepresidente de la FVF, debe asumir en propiedad la presidencia el 27 de agosto hasta las elecciones del 2017, si Esquivel no retorna al país antes de que se cumplan noventa días.

"Yo espero que regrese. Si se cumplen los noventa días el estatuto nuestro es claro: asumo la presidencia en forma absoluta, no interina, y dura hasta las elecciones que corresponden en marzo del 2017", explicó a Efe González, quien dice no saber si presentaría su candidatura en las elecciones.

"La preocupación es mantener la estabilidad de la federación, que estos torneos se desarrollen, que mantengamos la unidad que hoy tenemos para que el fútbol venezolano siga creciendo", expresó.

Sin conocer cuál será de la suerte de Esquivel y si González alcanzará a asumir en propiedad la presidencia de la federación, la carrera por el cargo ya comenzó para Farías, 'Tony' Carrasco y Lacava.

Farías, propietario del Zulia y nuevo entrenador de la North East United indio, ha manifestado públicamente su deseo de convertirse en "el sucesor de Esquivel".

El director general del Zulia, Manuel de Oliveira, aseguró que "no es tan ligero" presentarse como candidato a la presidencia de la federación. Y recordó que se necesitan requisitos que Farías cumple.

Además, está fresco el recuerdo de que fue el técnico que llevó a Venezuela a su mejor participación en un torneo oficial, cuarto en la Copa América del 2011.

Para el gerente general del Mineros, Juan Pereira, "solo se verán los cambios" en el fútbol venezolano cuando se defina al próximo presidente dentro de dos años.

El nuevo presidente de la FVF tendrá muchos desafíos en el corto plazo, como poner fin a esa constante de los equipos que cambian su sede de año en año, o la de los campeones que se ahogan en crisis financieras en plena temporada.