• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Esperanza juvenil

Rafael Dudamel / Henry Delgado

Rafael Dudamel / Henry Delgado

Venezuela enfrentará a Brasil (3:35 pm), el máximo favorito para llevarse el título en este Suramericano Sub 17

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tras dar un sólido primer paso, Venezuela buscará esta tarde su confirmación como candidato oficial para uno de los cupos en el Mundial Sub 17. Al frente estará Brasil (3:35 pm), el mejor equipo de la primera fase, el campeón de 10 de los 14 Suramericanos anteriores y con todas esas credenciales, el gran favorito para ganar éste. Sin embargo, dentro de la concentración venezolana hay optimismo. “El equipo va creciendo partido a partido, ha madurado una enormidad”, afirmó Rafael Dudamel, el entrenador vinotinto.
Las dos principales cartas serán sus dos atacantes: Ronaldo Peña y Andrés Ponce. “Juntos conforman una dupla de delanteros que generan mucho respeto en los rivales. Ponce es el referente de área. Se complementa de manera correcta con Peña que es el que más se desprende para participar en la construcción”, analizó el entrenador, quien destaca la buena química que han mostrado ambos. “Todo el plantel está al nivel que con mirada ya se saben comunicar”, dice para poner como ejemplo del buen ambiente dentro del vestuario.
“El que se complementen bien y que puedan jugar juntos no es casualidad, el haber trabajado a lo largo de estos diez meses les ha permitido conocerse y eso facilita la integración como personas y amigos y esa comunicación aumenta con cada día”, prosiguió Dudamel en la descripción de sus dos delanteros. Hoy tendrán que enfrentar a la mejor defensa del torneo, un duro muro que derribar.

La otra mitad. Pero si su defensa ha sido una muralla alta para los rivales, los delanteros brasileros no han estado menos afinados. Para la defensa venezolana será una prueba, aún sin su mejor hombre, el capitán Franko Díaz, quien no podrá jugar luego que el acta arbitral del brasileño Pericles Basols afirmara que el miércoles pasado el larense saltó sin intención de disputar la pelota.
Ya contra Paraguay, una de las mejores ofensivas de la primera fase, entre Juan Tineo, Jesús Nuñez y José Marrufo se las arreglaron para volver a mantener en cero el arco de Beycker Velázquez. “Los controlamos bien siempre que llegaron a nuestra zona defensiva”, valoró Dudamel. Hoy la exigencia será mayor pero también el premio, ya que tres puntos más dejarían a Venezuela a las puertas del Mundial. Un empate también sería muy bien recibido en el presupuesto nacional, uno en el que quizás no están planificados puntos esta noche. Si llega alguno, será un impulso más. Un tronco más en la fogata que alimenta la esperanza de esta selección.