• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Esperan dura competencia en la Serie del Caribe

Caribes de Anzoátegui es el campeón de la temporada 2014-2015 | Foto: AVS Photo Report

Foto: AVS Photo Report

 El festival caribeño que se inició en el Hiram Bithorn podría ser el más luchado de los últimos tiempos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Serie del Caribe del 2015, que se inició ayer podría ser fácilmente una de las más luchadas de los últimos tiempos, a juzgar por los rósters que presentaron los cinco países participantes.

Primero, México viene este año con los Tomateros a defender los cetros que ganaron en las pasadas dos ediciones con los Yaquis de Obregón (2013, Hermosillo) y Naranjeros de Hermosillo (Isla Margarita 2014) y por su condición de campeón defensor, y por el nivel mostrado en años recientes, siempre es un rival de cuidado.

Luego están los Gigantes del Cibao, que representarán a República Dominicana y que tras caer 2-0 en la serie final mostraron sus quilates al remontar y coronarse sobre las Estrellas Orientales. Tendrán la motivación especial de conseguir el vigésimo campeonato del Caribe para República Dominicana, y con las 19 que tienen son el país con más coronas caribeñas.

Venezuela, por su parte, decidió dejar casi intacto al poderoso plantel de los Caribes de Anzoátegui,  club que ganó la serie regular (39-24), el ´round robin´ (11-5) y en la serie final dominaron al bicampeón Navegantes de Magallanes en cinco partidos. Agregaron solo tres refuerzos.

Obviamente Cuba ha llamado la atención con un impresionante equipo de Pinar del Río blindado con 16 refuerzos entre los que hay integrantes del equipo que ganó oro en Veracruz en noviembre y jugadores con experiencia en el Clásico Mundial de Beisbol. Han dejado claro que la misión es borrar la mala actuación de Villa Clara el pasado año en Venezuela y mostrar que tienen el nivel.

Y por último, los anfitriones Cangrejeros de Santurce, que llegan con el impulso de su primer cetro invernal en 15 años, un cuerpo de lanzadores apuntalado y una ofensiva que mostró su poder en la postemporada de la liga invernal boricua, así como la misión de ponerle fin a una sequía de 15 años de Puerto Rico en las Series del Caribe.