• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

España abdicó

FOTO EFE

FOTO EFE

Chile superó a España en todos los aspectos del juego, lo venció 2-0 y lo dejó fuera del Mundial Brasil 2014 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace un año, en el Maracaná, Brasil le avisó a España que su ciclo estaba por terminar. Aquella derrota por 3-0 en la final de la Copa de las Confederaciones, en la que el local lanzó una candidatura (que aún no ha podido refrendar) para ganar su Mundial, fue una advertencia a la que los jugadores de la selección ibérica le hicieron caso omiso.

Vicente del Bosque, incluso, le lanzó a su plantilla una exhortación que cayó en un saco roto: “No veo a estos jugadores con el mismo brillo en los ojos que antes. Creo que necesitan un sacudón que los obligue a corregir y nos ayude a ganar”. Sus palabras fueron proféticas.

Ayer España se despidió de Brasil. Por segundo Mundial consecutivo, el campeón dice adiós sin pasar de la primera ronda. En 2010, Italia padeció lo mismo. Aquel equipo perfecto que durante seis años cambió el paradigma de cómo ver y jugar el fútbol, se convirtió uno algo mundano.

Hace cinco días Holanda desnudó todas sus carencias. Físicas, anímicas, psicológicas y futbolísticas. Chile fue un equipo enorme, con fuego en la sangre y el clásico brillo en los ojos del que desea ganar. Venció al campeón 2-0 y lo sacó de la fiesta, precisamente en el Maracaná, donde todo comenzó hace un año.  


Golpes sin respuesta. Una de las cosas que perdió el equipo de Del Bosque fue la capacidad de adueñarse de la pelota. Arturo Vidal y Charles Aranguiz, los mediocampsitas del cuadro de Jorge Sampaoli, se apoderaron de todo y no dieron respiro a los volantes españoles, imprecisos y lentos como pocas veces en el último lustro.

Mientras Vidal y Aranguiz repartían juego, Alexis Sánchez y Eduardo Vargas volvían locos a los zagueros ibéricos. El atacante del Barcelona sacó los colores a Sergio Ramos y a su compañero de equipo Jordi Alba en más de una ocasión, mostrando su incapacidad para marcar y para regresar a tiempo cuando quedaban expuestos en velocidad.

Sin el balón, España sufrió. Y se murió después del primer gol de Vargas a los 20 minutos, producto de una combinación entre Vidal y Sánchez que remató el atacante cuya ficha pertenece al Napoli de Italia. Todo empeoró cuando Aranguiz anotó el segundo gol a los 43 minutos.

Su remate dejó impotente a Iker Casillas, el capitán de la generación dorada española, quien ayer vio cómo todo se derrumbó ante su impávida mirada. El cuadro de Del Bosque no tuvo respuesta. No apareció la telaraña de juego que se hilaba entre los espacios de los defensores rivales, cosa que en cambio sí hizo Chile durante todo el segundo tiempo.

El “¡ole, ole!” bajaba de las gradas del Maracaná, pero ahora para lidiar con los españoles, un toro herido de muerte que nunca pudo con el matador chileno. Diego Costa nunca cuajó para España y solo Koke, el único con hambre de gloria, intentó algo distinto.  

El campeón se quedó fuera. España fue sobrepasada por Chile y se va de Brasil. Su estilo se aburguesó y debe cambiar. Ahora los australes tienen que vencer a Holanda y evitar al local en los octavos de final, para seguir contando una historia que comenzó a escribir Marcelo Bielsa hace cuatro años, y que ahora ejecutan Sampaoli y su tropa.


Ficha técnica
España (0): Casillas, Azpillicueta, Martínez, Ramos, Alba; Busquets, Alonso (Koke, 46’), Iniesta, Pedro (Cazorla, 76’), Silva, Costa (Torres, 64’). DT: Vicente del Bosque

Chile (2): Bravo, Jara, Silva, Medel, Isla, Mena; Aranguiz (Gutiérrez, 64’), Díaz, Vidal (Carmona, 88’); Vargas (Valdivia, 85’),  Sánchez. DT: Jorge Sampaoli

Goles: 1-0, Vargas, 20’ (Ch); 2-0, Aranguiz, 43’ (Ch) 

Árbitro: Mark Geiger (Estados Unidos)

Amonestados: Vidal, Mena (Ch); Alonso (E)

Estadio: Maracaná (Río de Janeiro, Brasil)