• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Equipos venezolanos juegan su peor Copa Libertadores

Jhon Murillo marcó dos goles para la causa del Zamora | FOTO: EFE

Jhon Murillo marcó dos goles para la causa del Zamora | FOTO: EFE

La actuación de Táchira, Zamora y Mineros solo se puede comparar a lo hecho por Caracas y Deportivo Italia en 2010, que también se fueron sin ganar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Deportivo Táchira y Zamora finalizaron su actuación en la fase de grupos de la Copa Libertadores sin conocer la victoria. Mineros es la última esperanza de los equipos venezolanos de sumar de tres puntos, cuando el próximo martes reciba a Huracán.

De los 17 partidos que han disputado en la fase de grupos, en cuatro las oncenas criollas recibieron cinco goles y en siete perdieron por diferencia de tres o más tantos. Anotaron 11 tantos, cifra que es superada por cinco equipos. 

Los tres están en el último lugar de sus grupos y así la oncena guayanesa salga triunfadora dentro cuatro días en Cachamay, no abandonará esa posición. Está en el foso y su único logro fue igualar con ese rival en Argentina en la primera jornada. Lo único positivo de la edición 2015, es que por primera vez un club venezolano superó la fase previa.

Zamora se despidió con seis derrotas en igual cantidad de partidos, al caer por 3-0 con Montevideo Wanderers el jueves, en el estadio Agustín Tovar, en Barinas. Hace tres años, que fue eliminado sin anotar goles, le fue mejor: consiguió un empate 0-0 con Boca Juniors. También en 2012, el Táchira se fue sin ganar. Igualó tres compromisos, al igual que en 2015. Incluso también recibió 15 goles.

Las actuaciones de 2015 y 2012 solo son superadas por Caracas FC y Deportivo Italia, que en 2010 se fueron sin victorias, tres empates y nueve derrotas.

Desde que los clubes venezolanos regresaron a la Copa Libertadores hace 11 años, luego que venciera el contrato entre la FVF y su homólogo mexicano para la realización de una eliminatoria (Pre-Libertadores) entre los dos países, que dictaminaría los clasificados al torneo, Venezuela no había hilvanado una racha tan largas de años sin ver a uno de los suyos en los octavos de final.

El Deportivo Táchira, dirigido por César Farías, llegó a cuartos de final en el año del regreso. Tres años después, el Caracas FC se instaló en la ronda de los 16 mejores, gracias a par de victorias ante River Plate. En 2009, los Rojos del Ávila igualaron la hazaña de los aurinegros y fueron eliminados en cuartos por la regla del gol de visitante, debido a que igualaron par de veces con Gremio.

Antes de la creación de la Pre-Libertadores, el formato del torneo era distinto y garantizaba que por lo menos uno de los dos equipos venezolanos avanzara de ronda.