• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Equipos luchan a muerte por alcanzar triunfos que le garanticen la postemporada

Los Halcones de Atlanta y los Tejanos de Houston exhiben las mejores fojas en lo que va de campaña

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una temporada muy pareja. Algunos equipos tienen un desempeño sorprendente, otros simplemente decepcionan. A pesar del completo dominio de algunos equipos como los Tejanos de Texas y los Halcones de Atlanta en las divisiones del sur de ambas conferencias, nada esta decidido y la lucha por un puesto a las postemporada es a muerte.

Transcurrida la mitad de la campaña los equipos de la Conferencia Nacional lucen en general más completos, balanceados que los de la Conferencia Americana. Al menos así lo consideran los analistas de la NFL, entre ellos ex jugadores, que señalan que de los cinco mejores conjuntos de la liga –Halcones de Atlanta, Tejanos de Houston, Gigantes de Nueva York, Osos de Chicago y 49ers de San Francisco–, todos a excepción de los Tejanos son de la NFC.

Sin embargo, es sabido que los conjuntos con más vicisitudes son los que llegan más fuertes al Super Bowl.
En lo que va de juego ha habido equipos revelaciones que parten con la promesa de que en un futuro no muy lejano podrían ser protagonistas de la postemporada.
Los Delfines de Miami en el Este de la AFC son ejemplo de ello. La tropa del sur de la Florida tiene posibilidad de igualar en el tope de la división a los Patriotas de Nueva

Inglaterra con foja de 5-3, un lugar que a principio de la campaña parecía reservado para los Jets de Nueva York pero los errores de juego y una pobre línea defensiva los han relegado al sótano. Esta división es, hasta ahora, la más pareja de la liga, tanto que es la primera vez desde que se implantó en el que las cuatro plantillas que la componen registran tres lauros y tres derrotas tras la sexta semana.

En el norte, tal como se vislumbraba los Cuervos de Baltimore y los Acereros de Pittsburgh tienen una lucha a muerte por ser los primeros de la división. La situación es cuál de los dos planteles resentirá menos sus bajas en la línea defensiva. Jugadores franquicias como Ray Lewis y Troy Polamalu sufren lesiones y su aporte en el juego es determinante. Los Bengalíes de Cincinnati siguen de cerca la situación con la esperanza de colarse a la postemporada.

En el Sur, los Tejanos de Texas son líderes indiscutibles y su calendario luce bastante favorable para mantener su buen paso. Sólo una debacle de lesiones podría hacer que los Potros de Indianápolis, con el novato Andrew Luck en los controles de este equipo post Peyton Manning, se erija como el conjunto revelación que le arrebate el puesto de honor, algo muy improbable pero no imposible.

El Oeste de la AFC, era una de las divisiones más mediocres de la NFL pero se ha revitalizado con la llegada de Peyton Manning a los Broncos de Denver. El mariscal de campo luce cada vez mejor y no importa su edad o su lesión del cuello, es desequilibrante y puso en el tapete a Denver que luce cada vez más como un contendor a vencer en enero por encima de los Cargadores de San Diego, quienes por el contrario decepcionan, tanto que cada vez se ve más probable que este sea el último año del entrenador de los eléctricos, Norv Turner.

En la NFC. En la otra Conferencia, los actuales campeones los Gigantes de Nueva York no tienen competición en el Este, pero su producción anotadora mejora en el último cuarto algo que, hasta ahora, ha sido beneficioso pero podría costarle caro, sobre todo en la postemporada en la que no hay mañana. Las Águilas de Filadelfia y los Vaqueros de Dallas han tenido menor calidad de juego que otros años y no han sido rival para el mariscal Eli Manning, sin embargo los Pieles Rojas Washington y el novel pasador Robert Griffin III empiezan a despuntar.

Los Osos de Chicago, en el norte, lucen arrolladores y tienen una de las mejores marcas de la liga con 6-1. El calendario que le resta no es tan sencillo, pero si se impone a sus rivales directos, Empacadores de Green Bay, Vikingos de Minnesota y Leones de Detroit podrían ser la grata sorpresa que intente emular a los Osos de 1985. Green Bay tiene casta de campeón, Minnesota lucha por mantenerse. Detroit no las ha tenido consigo, la clave de la división es quien se imponga en los enfrentamientos internos.

En el sur, los Halcones de Atlanta es el único conjunto invicto en toda la NFL, sus líneas están muy bien balanceadas. El calendario que le resta luce muy fácil y su verdadera competencia los Santos de Nueva Orleáns están sumidos en la crisis del escándalo de apuestas del año pasado. Ni el talentoso quarterback Drew Brees ha podido resolver sus problemas.
En el Oeste los 49ers de San Francisco llevan la batuta, con una de las mejores defensas de la NFL, planifican como llegar más lejos esta postemporada y sueñan con el Vince Lombardi. Los Cardenales de Arizona, Halcones Marinos de Seattle y Carneros de San Luis siguen luchando por alcanzar un comodín.

El dato
Roger Godell decidirá el estatus del entrenador en jefe de los Santos de Nueva Orleáns, Sean Payton, suspendido por la temporada por el escándalo de apuestas y juego ilegal la temporada pasada. A Payton se le terminaba el contrato al fin de la temporada pero al ser suspendido se le podría “rodar”, no extender, por un año más su tiempo con el equipo. Ésta es la práctica estándar con los jugadores, pero en caso de los entrenadores, todo está en manos del comisionado.