• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Eduard Pinto sigue los pasos de Chávez y Carrera

Una lesión al principio de la campaña estuvo a punto de quitarle la oportunidad a Pinto de mostrarse / AVS PHOTO REPORT

Una lesión al principio de la campaña estuvo a punto de quitarle la oportunidad a Pinto de mostrarse / AVS PHOTO REPORT

A sus 20 años de edad se perfila como el heredero de Endy y de Ezequiel para convertirse en el próximo gran patrullero central de la nave

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando recién cumplió 16 años de edad, Eduard Pinto disputó su primer juego con el equipo grande de los Navegantes del Magallanes en el beisbol profesional.

Fue el 21 de noviembre de 2010 en un duelo contra los “odiados” Leones del Caracas, y aunque solo entró al terreno para sustituir a la defensiva a Endy Chávez, el entonces imberbe jardinero tomó un pequeño trago del que seguramente será su destino dentro de la organización bucanera.

Él sigue la línea del propio Chávez y de Ezequiel Carrera, que en los últimos años le han brindado tranquilidad a la nave en cuanto a la custodia de sus jardines.

Pinto es el llamado a suceder a dos de los actuales estandartes de la divisa. “Mi ídolo siempre ha sido Endy Chávez y para mí es un honor jugar como él e intentar ser como él, o incluso mejor, como el mismo Endy me dice. Para eso se trabaja”, comentó el patrullero de 20 calendarios de vida.

“Ellos (la gerencia) me habían dicho que yo iba a jugar en el centerfield antes de que llegara él, por supuesto, pero me lesioné y pensé que con Endy, Ezequiel (Carrera), Adonis (García) y Frank Díaz no iba a regresar”, aseguró el prospecto filibustero.

Pues Pinto retornó y está siendo una de las figuras emergentes de la nave en el round robin. “No me esperaba volver pronto. La lesión (en el muslo izquierdo, justo antes de comenzar la campaña) no fue grave, pero perdí un mes de temporada”, apuntó. “Pensé que no iba a regresar este año, pero Carlos García y la gerencia me dieron la oportunidad de estar aquí y yo la he aprovechado”.


Paciencia. La clave para exhibir la línea ofensiva de .611/.667/.944 que posee luego de 18 turnos al bate en el round robin, en los que además ha impulsado nueve carreras es su enfoque. El joven tiene de 10-7 con hombres en base y de 9-6 con corredores en posición de anotar. “El beisbol es 90 por ciento concentración. Por eso yo me preparo dos horas antes del juego en eso”, explicó.

También cuenta con la ayuda de dos ex figuras magallaneras que muy bien saben qué hacer con el madero. Trabajo mucho en la jaula de bateo con Richard Hidalgo, y me ha ayudado a concentrarme más en el plato. Tanto él como Edgardo Alfonzo me han hecho un bateador selectivo, de aguantar pitcheos”, concluyó el veinteañero, como si se tratara de un hombre con mil batallas en una fase tan decisiva como un playoff.


@Alvarez_Camino