• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Edgardo Alfonzo: “Todavía no pienso en ser manager”

Edgardo Alfonzo | Foto: Henry Delgado

Edgardo Alfonzo | Foto: Henry Delgado

Nominado en Nueva York como candidato al puesto vacante de instructor de bateo, admite que le gustaría experimentar en esta nueva faceta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Edgardo Alfonzo volvió a ponerse este jueves la camiseta de los Navegantes del Magallanes, cuatro años después de su tormentosa salida del equipo con el que saltó al profesional, el club del que fue insignia y donde tanto brilló.

“Representar al Magallanes en Venezuela es bastante grande”, exclamó el ex infielder, en una conversación que sostuvo con integrantes del departamento de medios de los turcos.

Alfonzo perteneció a los bucaneros hasta 2011. En septiembre de ese año fue dejado en libertad, luego de rumores que hablaron de una supuesta participación en un motín contra el entonces manager Frank Kremblas.

El mirandino siempre negó haber participado en un acto de rebelión. Tampoco negó el dolor que esa medida representó para él.

El tiempo ha cerrado las heridas, al parecer, y Alfonzo está listo para asumir su lugar en la caja de primera base con los filibusteros.

“Me siento contento, ya que con Magallanes estuve toda mi carrera en Venezuela”, señaló. “Es una nueva experiencia y espero disfrutarla”.

Alfonzo se despidió en grande con los Tigres, en diciembre de 2013. Jugó dos campañas con Aragua e incluso recibió el premio al Regreso del Año en la zafra 2011-2012, en la que ayudó decisivamente a la conquista del más reciente campeonato de los bengalíes.

Hoy su nombre aparece junto al de Bob Abreu como uno de los candidatos a sustituir a Lamarr Johnson como coach de bateo de los Mets de Nueva York, la novena con la que brilló en las Grandes Ligas entre 1995 y 2002, cuando fue considerado uno de los infielders más seguros con el guante y letales con el bate en toda la MLB.

Le atrae ser instructor. No lo niega.

“No pienso todavía en ser manager en un futuro, pero sí me gustaría experimentar un poco más en este nuevo rol”, comentó.

Esa novedosa responsabilidad comenzó ayer, al menos en la LVBP. Meses atrás tuvo su primera prueba, como coach en las menores de los metropolitanos. Y según el New York Post, es un nominado de peso para estar pronto en el staff de coaches del equipo grande.