• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Barcelona apabulló al Santos con una goleada 8-0 en el Camp Nou

Messi y Neymar comenzaron su sociedad en el Barcelona | FOTO AP

Messi y Neymar comenzaron su sociedad en el Barcelona | FOTO AP

Messi y Neymar coincidieron en el campo por primera vez y el equipo conquistó el trofeo Gamper

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Había sido presentado como un trofeo Joan Gamper como los de aquellos tiempos en los que el equipo se presentaba por primera vez a ojos de la afición. Y así ha sido al menos en lo que se refiere a la nueva dupla azulgrana, Messi y Neymar, que durante 17 minutos pudieron por fin coincidir sobre el césped en la verbena goleadora ante el Santos (8-0).

El momento se hizo esperar hasta el segundo tiempo, cuando el nuevo técnico, Gerardo “Tata” Martino, puso a ocho nuevos jugadores sobre la grama, entre ellos Neymar. Como regalo al Camp Nou, mantuvo durante más de un cuarto de hora a Messi, ayer titular.

La afición tenía ganas de oler la conexión entre el genio de siempre y al mago que llega y el sparring fue el ex equipo del brasileño, piñata en la juerga azulgrana. El partido tuvo tiempo para multitud de goles, intuir el estilo del Tata que retoma la presión asfixiante que proponía Pep Guardiola, también para recordar a Tito Vilanova, ver promesas del club e incluso un poste de Neymar.

Por si no bastaba con la orgía de goles en el primer tiempo, fue saltar el brasileño a calentar a falta de unos pocos minutos para el intermedio y la grada enloqueció. Mientras, Pedro ponía la pincelada emotiva, cuando al marcar un tanto, corrió al banquillo en busca de una camiseta con el lema “Ànims, Tito”.

Lo barroco del marcador contrastó con la austeridad de la presentación del equipo, donde el club no se entretuvo con florituras. Se dio la bienvenida al nuevo cuerpo técnico que sucederá a Vilanova, entre cohetes y confites que retumbaban al fondo. Así, Martino, su escudero Jorge Pautasso y los heredados Jordi Roura y Joan Francesc Ferrer “Rubi” surgieron entre una agradecida ovación, aunque nada comparado con lo que iba a llegar después. La plantilla fue saliendo nombre a nombre en orden de dorsal, aunque Messi, Neymar y los capitanes fueron reservados para el final.

Algo controvertida fue sin embargo la aparición inicial de Cuenca y Afellay, ambos sin número en la espalda. Les siguieron ídolos aplaudidos como Piqué, Fábregas, Pedro -con el dorsal 7 de Villa-, Mascherano o Busquets. Jordi Alba se ganó la primera gran ovación, superada eso sí por Dani Alves, con el 22 de Abidal en la espalda.

Pero Messi come aparte. Introducido como "el mejor jugador del mundo", lo suyo fue como una aparición mariana que hizo temblar los cimientos de un Camp Nou que acabó coreándole. También un tremendo griterío, aunque algunos pocos decibelios menos, provocó Neymar. Pasión desbocada, como la de un espontáneo que saltó a abrazarle. Los últimos fueron los capitanes -Iniesta, Valdés, Xavi, Puyol-, antes de iniciar la verdadera fiesta, una goleada de escándalo que animó a los seguidores del Barcelona a pensar que ahora Messi, con la ayuda en el campo de Neymar y la inyección de exigencia y variantes tácticas del Tata, podrá devolver al Barcelona a la cima del fútbol mundial, de donde apenas resbaló ante un Bayern Munich poderoso el año pasado.

Gol a gol

La era de Martino comenzó con un gol de Lionel Messi al minuto 7 y el defensa Leo hizo el 2-0 en propia puerta en el 10. Al minuto 20 marcó el chileno Alexis Sánchez y en el 28 lo hizo Pedro. Ya en la segunda parte, Cesc, que había ingresado en el campo tras la reanudación, hizo un doblete (53 y 67) y Adriano firmó el 7-0 (74). Finalmente el camerunés Dongou, prometedor canterano de 18 años de edad, hizo el definitivo 8-0 tras una asistencia de un inspiradísimo Cesc. Ante sus ex compañeros de club, Neymar no marcó, pero dejó su primera asistencia de gol para Cesc después de pisar el balón en la izquierda y servir al punto de penal para que el internacional español fusilara.