• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Dorante lamentó la injusta eliminación

Dorante está en su primer año como manager de los pájaros rojos | Foto AVS Photo Report

Dorante está en su primer año como manager de los pájaros rojos | Foto AVS Photo Report

Los pájaros rojos no pudieron competir en los playoffs a pesar de acumular más victorias que los Bravos y los Tigres en la eliminatoria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El manager de los Cardenales de Lara, Luis Dorante, envió una carta pública a los fanáticos del equipo desde su residencia en Estados Unidos. El dirigente quiso manifestar su agradecimiento a la afición y a la ciudad que lo albergó en los últimos meses. 

"Fanáticos de los Cardenales de Lara, me tomo unos minutos para escribir estas líneas con todo el gusto del mundo, pero también con un gran dolor. Lamentablemente, el objetivo que nos trazamos tanto la gerencia, peloteros, técnicos y mi persona no se cumplió", lamentó el estratega del club que quedó eliminado, a pesar de obtener 33 victorias en la ronda regular. 

Los pájaros rojos se quedaron al margen de la fiesta de la postemporada por sexta vez en los últimos siete años, pero esta vez de manera injusta en lo que fue la primera temporada de Dorante al mando. El nuevo formato tuvo mucho que ver. 

"Nunca había vivido un mes de enero tan vacío deportivamente. Es extraño estar en mi casa y no en un terreno, siempre había estado en la postemporada de nuestro beisbol", explicó Dorante, quien también ha dirigido a Pastora, Bravos y a las Águilas. "Sobre el terreno hubo un gran equipo, ganamos más juegos que otros cuatro conjuntos de la liga; Raúl Rivero pudiera ser el Pitcher del Año; Rangel Ravelo junto a Carlos Rivero y Jairo Pérez están dentro de los líderes de impulsadas; Juniel Querecuto fue de los mejores novatos del torneo; Ildemaro Vargas tuvo un año sensacional y fue traído en cambio. Su llegada nos debe asegurar un camarero por varios años. Con todo a favor, el formato no nos dejó estar en la fiesta de enero". 

"En el plano personal, me sentí identificado con la divisa, con Barquisimeto", señaló Dorante. "Me trataron como si estuviera en mi casa, nunca recibí un insulto, todo lo contrario, en la calle siempre sentí que había un gesto positivo con el trabajo que se estaba realizando. Mi familia siempre se sintió bien recibida en el Antonio Herrera Gutiérrez. 

Les reitero mis respetos y con la promesa de que sí hay una nueva oportunidad lo manejaré con la misma creencia y objetivos de la 2015-2016".