• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Dopaje sin control

Oscar Prieto | Henry Delgado

Oscar Prieto | Henry Delgado

En Venezuela no existen laboratorios para hacer pruebas antidoping. En la pasada campaña, cerca de 15 casos dieron positivo en la LVBP

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La LVBP está en “pañales” en el tema de antidopaje en comparación a las grandes ligas. La tecnología y los costos ya son unas trabas, además de las consecuencias que pueden acarrear estos hechos en Venezuela y en Estados Unidos.

“No es que estamos desde cero, pero debemos hacer algo, una especie de reglamento para sentar una base, que yo sepa no hay nada escrito al respecto”, dijo Óscar Prieto Párraga, presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Según se pudo conocer de fuentes vinculadas al beisbol profesional cerca de 15 jugadores en la anterior zafra, la mayoría jóvenes sin experiencia en las mayores, no pasaron la prueba antidopaje.

“No se informó a los medios porque no se consideró truncarles la carrera. Además, se investigó cada caso y se determinó que en todos fue por un tema educativo, los muchachos se colocaban una vitamina por una dolencia o molestia y resulta que no sabían que les causaba un problema. Lo que se hizo fue darles una asesoría médica”, informó un fuente cercana a la liga.

El informante indicó que otro de los inconvenientes era la logística para efectuar las pruebas, que se mandaban en principio a Cuba y luego cambiaron a Colombia. 

En Venezuela no hay un laboratorio que tenga los aparatos necesarios para realizar exámenes para detectar hormonas de crecimiento o esteroides en los atletas. Para los Panamericanos de 1983 se contaba con un laboratorio, pero caducó.

“Lo ideal es usar un sistema similar al de las grandes ligas, donde se hace de forma periódica y aleatoria. Aquí la mayoría de los jugadores ya sabían cuándo se harían las pruebas. Las muestras que se hacían son muy pequeñas”, agregó la fuente que pidió mantenerse en el anonimato.

El control para las pruebas de orina, e incluso de sangre, era mediante un acuerdo entre la LVBP y el Ministerio del Deporte. Sin embargo, el costo provenía de las arcas de la liga y no del Estado.

Cuando fue consultado por el tema el año pasado, José Grasso Vecchio -ex presidente de la pelota rentada- siempre mantuvo el discurso que los exámenes eran caros, sin dar una cifra exacta. Se conoció que para hacer una prueba que ofreza resultados 100% comprobables a un deportista, se pudiera llegar a la bicoca de 25 mil dólares.


Primeros pasos. Prieto Párraga, quien asumió este año el mando en la directiva de la LVBP, espera tener una reunión en los próximos días con la Ministro del Deporte, Alejandra Benítez, para tratar el tema.

“No puedo hablar del tema en profundidad, porque no he hablado con ella y debo conversarlo con los equipos”, dijo el ejecutivo, que ya tiene una idea de cómo penalizar: “Tengo entendido que la sanción en el Ministerio es que haga trabajo comunitario, creo que de nuestra parte la sanción debe variar del caso y jerarquía del pelotero”.


Atletas saben más

Una reciente investigación  de la facultad de ciencias médicas de la Universidad Adelaide (Australia) concluyó que el actual sistema antidopaje en el deporte, a nivel mundial, está condenado al fracaso. Determinaron que aún haciendo una prueba al mes a un atleta, sólo el 33% ofrecerá un resultado verídico. “Los deportistas tienen técnicas más sofisticadas para evitar ser detectados. Parece que las políticas de lucha contra el dopaje se han establecido más de percepción, para mostrar que lo correcto es que se realiza. En la práctica, el sistema de lucha contra el dopaje está condenado al fracaso”, dijo el profesor  Maciej Henneberg,  supervisor y co-autor de la investigación. Ello concuerda con el caso de la biogénesis en las grandes ligas, que se descubrió porque alguien delató a los dopados.


Por aclarar

En el Acuerdo Invernal, que rige entre las grandes ligas y las ligas del Caribe, no hay un punto claro con respecto a los esteroides, porque si un jugador en las mayores da positivo puede jugar en cualquier liga de la región y viceversa.