• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Los Diablos Rojos están en la candela

El arquero Courtois, del cuadro belga, ha tenido un 2014 exitoso | Foto EFE

El arquero Courtois, del cuadro belga, ha tenido un 2014 exitoso | Foto EFE

Los europeos mostraron su mejor fútbol para vencer en la prórroga a Estados Unidos 2-1 y entrar entre los ocho mejores de Brasil 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La selección de Bélgica comenzó el Mundial arrastrando con un aura de equipo revelación, que prácticamente lo obligaba, estando en el Grupo H (famoso por la debilidad de los conjuntos que acompañaban a los belgas), a mostrar un fútbol de gran nivel. Pero la Copa inició y el rendimiento de Bélgica decepcionó. Fue un equipo plano, gris, sin profundidad, al que le salvaron las individualidades de varios de sus hombres más destacados; pero que no mostró ese juego asociado que la caracterizó durante la etapa clasificatoria.

Sin embargo, parecían estarse guardando para el momento en el que el Mundial empezara en realidad. Ayer, Bélgica fue un vendaval. Y Estados Unidos un muro de contención casi infranqueable, que sólo se quebró en la prórroga, cuando las piernas no daban para más.

Los de Marc Wilmots vencieron 2-1 a la tropa de Jürgen Klinsmann y se clasificaron a los cuartos de final, reviviendo su fútbol. Apareció el juego vertical de Eden Hazard, las escapadas de Maroune Fellaini, la irreverencia de Kevin De Buyne, y al final fueron salvados por el olfato goleador de Romelu Lukkaku, ese chico quien fuera descartado del Chelsea por José Mourinho después de fallar un gol casi cantado y un penal en la final de la Súpercopa de Europa del año pasado.

Todo el partido las oleadas rojas del mar belga se estrellaron contra Tim Howard, un dique que contuvo 18 de los 20 remates que fueron entre los tres palos de su valla. El ex arquero del Manchester United tuvo su reivindicación ayer. Ni Brad Friedel, ni Tony Merola o Kasey Keller tuvieron actuaciones tan memorables como las del de North Burnsweek, un suburbio de New Jersey.

A pesar de que tapó de todo y su esfuerzo llevó el partido a la prórroga, el golpeteo permanente de los europeos terminó rompiendo la resistencia estadounidense en el inicio del alargue; gracias a la irrupción de Lukkaku. El ariete entró al área estadounidense comandando un contraataque que desajustó a la defensa norteamericana, que se equivocó en un despeje que le cayó a De Buyne para anotar el 1-0 para los Página 2 de 2“Diablos Rojos”.

El propio Lukkaku amplió la cuenta en un contragolpe cuando los gringos estaban jugados al ataque, sin proteger su flanco, ya al final del primer tiempo del tiempo suplementario. Y aunque parecían muertos, el equipo estadounidense decidió pelear. Y consiguió su gol al comienzo del segundo tiempo de la prórroga por intermedio de Julian Green, un chico de 19 años de edad oriundo de Tampa.

Al final, el último esfuerzo de Estados Unidos, no alcanzó. Bélgica apeló a su mejor fútbol para vencerlos. Los Diablos Rojos despertaron.


Ficha técnica
Bélgica (2): Curtois, Alderweireld, Van Buyten, Kompany, Vetonghen; Witsel, De Buyne, Fellaini; Mertens (Mirallas, 60’), Hazard (Chadli, 111’), Origi (Lukkaku, 91’). DT. Marc Wilmots.

Estados Unidos (1): Howard, Cameron, González, Besler, Beasley; Jones, Bradley, Zusi (Wondolowski, 72’), Jhonson (Yedlin, 32’), Bedoya (Green, 105+2’); Dempsey. DT: Jürgen Klinsmann.

Goles: 1-0, De Buyne, 93’; 2-0, Lukkaku, 105’; 2-1, Green, 107’.

Arbitro: Djamel Haimoudi

Amonestados: Cameron (EU), Kompany (B).

Estadio: Arena Fonte Nova (Salvador de Bahía, Brasil).


Expresó  Klinsmann: “Fue un auténtico drama”
“Tuvimos nuestras oportunidades para derrotarlos, pero por su lado Bélgica también tuvo ocasiones para ganarnos antes”, comentó el técnico de Estados Unidos, Juergen Klinsmann. 

“Ha sido un auténtico drama, reconoció el alemán. Tuvimos ocasiones suficientes para igualar. Incluso pudimos haber ganado. Estamos muy, muy orgullosos del equipo, añadió.

El entrenador belga, Marc Wilmots, se mostró satisfecho tras la victoria por el juego mostrado por su equipo. Fuimos muy criticados en los dos últimos partidos. Contra Estados Unidos, los jugadores respondieron muy bien y tuvimos numerosas ocasiones. Puede que haya sido nuestra mejor actuación, dijo tras el partido. 

Sabemos que nos encontramos con un rival muy difícil en el camino (Argentina), pero estamos preparados. Hemos merecido llegar hasta aquí y podemos seguir adelante, aseguró Wilmots.