• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Deyna Castellanos sigue los pasos de Juan Arango

Deyna Castellanos sigue  los pasos de Juan Arango / EFE

Deyna Castellanos sigue los pasos de Juan Arango / EFE

La delantera aragüeña fue la figura en la victoria de Venezuela contra Costa Rica (0-3) en el inicio del Mundial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Me gusta Juan Arango porque es de Venezuela y tiene mucho talento”, respondió Deyna Castellanos cuando una televisora regional le preguntó, hace cinco años, a quién admiraba. La delantera, figura con dos goles en la victoria de la selección sub-17 el sábado contra Costa Rica (3-0) en el inicio del Mundial, ya mostraba a la cámara media decena de trofeos como líder goleadora en torneos de niños. Sin saber que un lustro después compartiría con el capitán de la Vinotinto una serie de casualidades.

Al igual que Arango, Castellanos creció en Maracay y pasó por las manos de Norma Castillo, quien entrenó al zurdo cuando este tenía nueve años de edad y formaba parte de la selección estadal junto a Renny Vega. “Juan era como lo conocemos ahora, callado y con esa zurda espectacular. Muy ‘fiebruo’ y responsable con el fútbol. Él jugaba con un año menos, pero Deyna tiene 14 años de edad y juega con la sub-16, y es igual o superior que cualquier varón”, explicó.

 

Cualidades. A la hora de describir a Castellanos, Castillo no guarda elogios. “Puede jugar en cualquier posición porque es una atleta, ella hubiera podido jugar bien en el deporte que hubiera querido. Le pega con las dos piernas, tiene mucha fuerza, tamaño, es capaz de hacer un cambio de banda tan fuerte como cualquier niño”, afirmó. La historia de la delantera con el fútbol se inició a los cuatro años, cuando acompañaba a su hermano mayor a sus entrenamientos en la Escuela San Ignacio. Tras verla dándole patadas a una pelota a un costado de la cancha, Jorge Riera la invitó a unirse a un entrenamiento.

La primera reacción de la familia no fue la mejor. “Lo consultamos y alguno en la familia no quiso pero pensamos que si era lo que ella quería, la íbamos a apoyar”, contó la madre, Inés, en una entrevista a un canal peruano hace tres años. Pese a esas reservas iniciales, el desempeño de la niña en el campo borró cualquier duda. “A los tres meses ya estaba haciendo goles”, aseguró.

 

Fortaleza. Enfrentarse a varones, haber vencido la barrera del machismo y destacar haciendo goles le ha forjado una personalidad muy. “Yo me considero una jugadora profesional”, aseveró con una firmeza atípica de una joven que aún no ha celebrado su cumpleaños 15. “Eso fue una conversación que ya tuve con mi familia”, dijo antes de reafirmar que su futuro lo ve dentro de una cancha de fútbol.

Pese a que la cinta de capitán es para Lourdes Moreno, Castellanos cuenta con una importante ascendencia sobre el grupo, un papel que también cumple Arango, aunque cada uno sustente su liderazgo sobre argumentos distintos. “Es una muchacha muy carismática, es la princesa, la reina de todos aquí”, afirmó Castillo. Esa personalidad se transforma cuando es la hora de un partido. “En la cancha es otra cosa, manda, organiza, pero es muy respetada por todos”.

 

Futuro. Al igual que el zurdo, Castellanos jugó en la UCV Aragua con el número 18 en la espalda. Luego pasó a formar parte de la fundación del jugador del Gladbach, la Escuela Juan Arango, que le sirvió de trampolín para llegar a la selección. Ahí conoció al capitán de la Vinotinto, uno de sus ejemplos a seguir en esta escalera llena de agradables coincidencias.

Una oferta de la UNAM de México podría llevar a Castellanos al país azteca, justo el lugar donde Arango inició su carrera internacional en 2000. 14 años después, la figura de la sub-17 mundialista parece estar siguiendo cada uno de sus pasos.