• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Detienen a médico que abusaba sexualmente de niños

Imagen referencial. Abuso sexual | EFE

Imagen referencial. Abuso sexual | EFE

Las pesquisas de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía "establecieron que en Colombia y España el médico abusó sexualmente de más de 10 menores de edad entre los 7 y 12 años"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un médico pediatra colombiano acusado de abusar sexualmente de por lo menos diez niños en Colombia y España ha sido detenido por la Policía del país andino, informaron hoy fuentes oficiales.

La detención del médico Carlos Alexander Rodríguez Linares, de 42 años, se produjo en la ciudad colombiana de Bucaramanga, capital del departamento de Santander (noreste), dijo la Policía en un comunicado.

Rodríguez Linares trabajaba como médico general en Colombia y España, país que lo requiere en extradición para que responda por presuntos abusos sexuales con niños menores de 13 años.

Las pesquisas de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía "establecieron que en Colombia y España el médico abusó sexualmente de más de 10 menores de edad entre los 7 y 12 años".

Según la investigación, el médico trabajaba como pediatra en España donde logró ganarse la confianza de los padres de los pacientes para posteriormente, abusar de los niños.

La investigación, en la cual cooperaron las autoridades españolas, indica que Rodríguez Linares se ofrecía a cuidar a los pacientes los fines de semana y con ello tener más cercanía con los niños, situación que aprovechó en varios casos para abusar sexualmente de ellos sin que los padres de los menores sospecharan.

En Colombia, según la Policía, el médico tiene un proceso en su contra por haber abusado sexualmente de varios de sus pacientes durante el tiempo en trabajó como médico rural en el municipio de Páez en el departamento de Boyacá (centro).

El detenido deberá responder ante las autoridades colombianas y españolas por el delito de abuso sexual con menores de 13 años y podría pagar una pena máxima de hasta 34 años de prisión, señala la Policía.