• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Detienen a un hincha de la Roma por disparar a aficionado del Nápoles y dejarlo en coma

Al detenido se le imputa de haber lanzado bengalas a los hinchas del Nápoles durante los disturbios y de haberles disparado luego | Foto: Archivo

Al detenido se le imputa de haber lanzado bengalas a los hinchas del Nápoles durante los disturbios y de haberles disparado luego | Foto: Archivo

A raíz de la acción de "tifosi", un hincha napolitano se encuentra en esta grave. Otros dos aficionados también fueron alcanzados por disparos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La policía de Roma acusó a un hombre de intento de asesinato por disparar presuntamente a tres hinchas del Nápoles, al margen de la accidentada final de la Copa de Italia la noche del sábado, indicó la prensa local este domingo.

La final de la 'Coppa', que el Nápoles se adjudicó con victoria por 3-1 contra la Fiorentina en el Estadio Olímpico de la capital italiana, se vio ensombrecida por unos graves altercados entre aficionados del Nápoles y de la Roma, club con el que existe una gran rivalidad.

Tres simpatizantes del Nápoles acabaron en el hospital con heridas de bala.

Según la prensa, uno de ellos está en coma, con un pulmón perforado por una bala que se encuentra peligrosamente cerca de la espina dorsal. Los médicos indicaron que su estado es "estable, pero crítico".

Un cuarto individuo, que se cree es un 'tifosi' de la Roma, fue ingresado también en el hospital. La policía lo interrogó el mismo sábado por la noche a propósito de los altercados ocurridos antes del encuentro, que comenzó con 45 minutos de retraso.

La prensa local indicó este domingo que tras efectuar las pesquisas necesarias la policía detuvo a un 'ultra' de la Roma, Daniele De Santis, y lo acusó de intento de homicidio.

Se le imputa de haber lanzado bengalas a los hinchas del Nápoles durante los disturbios y de haberles disparado luego.

Según la prensa, De Santis, de 48 años, es además un viejo conocido de las autoridades.

La policía romana detuvo también a un aficionado del Nápoles, y le ha prohibido ir a estadios durante cinco años, por resistirse a su detención e insultar a un funcionario.