• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Deportistas pidieron con fe a Dios por un año exitoso

El boxeo de calle tomó el protagonismo luego del acto religioso | Foto Omar Véliz

El boxeo de calle tomó el protagonismo luego del acto religioso | Foto Omar Véliz

La populosa parroquia La Pastora se vistió de gala para recibir a los atletas que buscarán resaltar en los próximos doce meses 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La iglesia la Divina Pastora abrió sus puertas ayer para ofrecer en el recinto la edición número 69 de la tradicional Misa del Deporte. La misma contó con la presencia de numerosos atletas y entrenadores que año tras año compiten por dejar el nombre de Venezuela en alto, e igualmente en el lugar hicieron acto de presencia el vicepresidente de la República Jorge Arreaza y la ministra del Deporte Alejandra Benítez.

Arreaza destacó los logros realizados en 2013 en las diferentes disciplinas y auguró un 2014 lleno de éxito para todos, tomando en cuenta que el deporte es una de las prioridades en el país, en el arduo camino de transformarlo en potencia.

Por su parte la ministra y esgrimista Benítez aprovechó para dar un mensaje de apoyo  a todos los atletas que este año estarán participando en las distintas competencias que se estarán realizando y dejar en claro la ayuda que desde el ministerio se les brindará a todos.

El  momento fue propicio para que personalidades del deporte como Pastor Maldonado, Naomi Soazo, Rosbeilys Peinado y entre otros coincidieran en un mismo recinto con las glorias deportivas, los entrenadores, promotores, comunidades organizadas y habitantes del sector.

“Estoy sumamente emocionada, es la primera vez que vengo a una Misa del Deporte y me parece algo maravilloso estar al lado de tantas figuras y atletas que son mi ejemplo a seguir. Agradezco mucho a Dios por el 2013 que tuve y le pido me siga dando salud y bendiciones para seguir dejando el nombre de mi país en alto”, expresó alegre la campeona mundial juvenil de salto con garrocha, Robeilys Peinado.

Finalizada la eucaristía, se dio paso a las actividades deportivas que incluían exhibiciones de boxeo de calle, kárate, taekwondo, fútbol sala, dominó, ajedrez y una carrera de 1.600 metros.