• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Demuestra que hay René Reyes para rato

René Reyes colecciona 761 inatrapables en 16 campañas de la LVPB / AVS PHOTO REPORT

René Reyes colecciona 761 inatrapables en 16 campañas de la LVPB / AVS PHOTO REPORT

El margariteño comanda varios renglones ofensivos de La Guaira, siendo su auténtica grúa desde el primer día

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace poco más de un año, a principios del mes de noviembre de 2013, la vida de René Reyes dio un vuelco inesperado para todos, menos para él.

Su anterior equipo en la LVBP, Bravos de Margarita, lo negoció a Tiburones de La Guaira, que obtuvieron la ficha de un pelotero que entonces contaba con 35 años de edad y exhibía números ofensivos nada glamorosos. Algunos se atrevían a decir que el ambidextro estaba a las puestas del retiro.

"Tuve problemas en Margarita. Quería salir de allá porque sabía que quedaba René Reyes para rato", señala el experimentado jardinero que vive una gran temporada ofensiva con los salados. "Llegué a un equipo bueno, de bastante calidad. Hace un año mucha gente criticó el cambio y se equivocó".

Desde su llegada al cuadro litoralense, él no ha parado de batear, y a su buen repunte la campaña pasada le añade su actual cosecha, que lo tienen como uno de los principales candidatos al premio Regreso del Año.

Reyes lideraba antes de la jornada de anoche a la novena varguense en jonrones (con 5, igualado con Alex Cabrera y José "Cafecito" Martínez) y carreras remolcadas (28); además de ser segundo en hits (54) y bases alcanzadas (80) "por culpa" de la sensacional zafra del novato sensación Odúbel Herrera.

"He tenido la oportunidad de jugar todos los días y lo he dado todo por el equipo, tanto a la ofensiva como a la defensiva", aseguró el margariteño, quien ha dicho presente en 16 ediciones de la LVBP.

La veteranía de Reyes también le sentó bien a Tiburones desde que llegó, ya que juega desde el primer día y sin restricciones, cualidad bien ponderada en el circuito local. "Siempre eso ha sido así. A los prospectos siempre le colocan un límite para jugar", dijo el patrullero, la auténtica grúaguairista desde el corazón ofensivo del lineup.

Ahora solo espera que sus batazos "sirvan para llegar al round robin", porque pese a los altibajos, en el dugout de Tiburones "nunca se ha perdido la fe", concluyó.