• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

David Peralta despejó todas las dudas de los Cascabeles

El lunes, en su retorno, conectó su cuarto cuadrangular | bleacherreport

El lunes, en su retorno, conectó su cuarto cuadrangular | bleacherreport

Afirmó que la muñeca derecha, que lo alejó casi un mes de la acción, se encuentra al 100 por ciento. Todavía nadie ha hablado con él pero le gustaría ir al Clásico Mundial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Poco faltó para que David Peralta cumpliera un mes fuera de los terrenos de Grandes Ligas. Antes de ir a la lista de lesionados, por la inflamación constante de la muñeca derecha, el jardinero de los Cascabeles de Arizona jugó hasta el 8 de mayo. Regresó el lunes y vaya que lo hizo a lo grande: se fue de 3-2 y conectó su cuarto jonrón de la temporada. 

El día de su retorno, el cuerpo técnico ofidio tenía incertidumbres sobre si estaba bien con su swing, pues solo participó en dos juegos de Triple A durante su recuperación. Pero eso no le preocupaba al guardabosque zurdo. Solo quería saber qué tan bien se encontraba la muñeca. 

Se ponchó en su primera oportunidad. “Me dije: ‘está bien. Esto apenas comienza”, contó en conversación telefónica con El Nacional. “Luego salió el jonrón y un hit. Todos vieron que estaba bien y todas las dudas desaparecieron”. 

Los batazos fueron las señales que necesitó Peralta para saber que ya había superado las molestias. “Sí, la muñeca se siente al 100 por ciento”, dijo. 
Ahora el objetivo es tratar de subir el promedio de bateo (de .270) con el que amaneció ayer. Es la manera que tiene de ayudar a Arizona, que le ha costado salir de los últimos dos puestos de la División Oeste de la Liga Nacional. 

“Al principio no me estaba yendo bien por esa cuestión de la mano”, comentó Peralta, quien en el primer mes de la temporada dejó average de .255 y un promedio de embasado de .309. “Pero ya estoy aquí y el equipo tiene confianza en mí. El año pasado tuve una gran campaña y, gracias a Dios, me gané esa confianza”.

Su presencia puede ayudar a mejorar a Arizona, no solo en el terreno, sino en la química del dugout. Chip Hale, manager de los reptiles, ha comentado en varias ocasiones que el carabobeño le imprime energía y entusiasmo a los demás. Es una afirmación que no es negada por Peralta.

“En un equipo siempre debe existir un líder que esté pendiente de las cosas de los otros muchachos”, explicó el jardinero. “Paul (Goldschmidt) es nuestro caballo, pero yo trato de ayudarlo con ánimo”.

Peralta está entre los nombres a considerar para el Clásico Mundial. Si la oportunidad le llega, no dudaría uniformarse de vinotinto. “Sería un honor. No me importaría ser un cuarto jardinero y compartir con todas esas superestrellas”, afirmó.