• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El rally Dakar pasará por Argentina, Chile y Bolivia

Gran parte del recorrido del rally 2014 se desarrolló en Argentina | Foto: EFE

Gran parte del recorrido del rally 2014 se desarrolló en Argentina | Foto: EFE

En 2015 la carrera se realizará por séptimo año consecutivo en Suramérica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Dakar 2015, del que el miércoles será presentado oficialmente el recorrido, pasará por Argentina, Chile y Bolivia por segundo año consecutivo, en la séptima visita que el rally por etapas más importante del mundo efectúa a América Latina.

Según se desprende de las filtraciones sobre el recorrido, que por el momento se mantiene secreto, el rally volverá a partir de Buenos Aires, contará con unos 9.000 kilómetros, pasará por el desierto chileno de Atacama y por el boliviano salar de Uyuni. Argentina y Chile se confirman como los pilares del rally, inamovibles en todas las ediciones desde que en 2008 el peligro terrorista obligó a los organizadores a abandonar África, la cuna donde nació la carrera y donde se hizo mundialmente conocida.

Una situación geopolítica en el continente negro que, lejos de mejorar, ha empeorado desde entonces, lo que ha asentado al Dakar en tierras suramericanas, donde los organizadores buscan cada año nuevos retos y escenarios. Hace unos años fue Perú el elegido, pero ahora es Bolivia el país que toma la delantera y se consolida como un socio sólido del rally, que el año pasado ya probó parte de su recorrido en Uyuni. Entonces, las dificultades organizativas del lugar, situado a más de 3.600 metros de altura, hicieron que sólo los competidores de motos y quads pasaran a territorio boliviano, para aligerar el peso organizativo de una caravana que mueve a más de 3.000 personas, un millar de vehículos y más de 300 periodistas.

Desde entonces, la cooperación con La Paz ha mejorado y la experiencia puede hacer que se atrevan a ir algo más lejos, algo que habrá que confirmar en la presentación de mañana. Bolivia no es punto final del Dakar, que mantiene conversaciones con otros países para abrir nuevos territorios a la aventura anual de primeros de enero.

El rally presume de tener una buena aceptación en los países que atraviesa en territorio latinoamericano, se enorgullece de su buena relación con los políticos locales y afirma ser un buen negocio, sobre todo, por la visibilidad turística que supone en todo el mundo. La edición de 2015, que tomará territorios muy similares a las del año pasado, contará con el retorno de la marca Peugeot, a cuyos mandos estará el piloto español Carlos Sainz.

A lo largo de catorce etapas y cerca de 9.000 kilómetros de recorrido, casi la mitad de ellos cronometrados, el rally no faltará a sus citas con las etapas rápidas, las dunas del desierto, la navegación y las duras condiciones climáticas del verano andino.

No faltarán las etapas maratón, claves en las últimas ediciones, en las que los pilotos se ven privados de cualquier tipo de asistencia, obligados a servirse de su propio ingenio para solucionar los desafíos que imponga la mecánica, lo que priva a los más hábiles y a aquellos que exigen menos a sus máquinas.