• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Un Dakar "maratoniano" recorrerá por segunda vez Argentina, Chile y Bolivia

Décima etapa del Rally Dakar 2014 entre las localidades de Iquique y Antofagasta | Foto: EFE

Décima etapa del Rally Dakar 2014 entre las localidades de Iquique y Antofagasta | Foto: EFE

Las "jornadas maratón" implican que los pilotos no pueden contar con asistencia técnica exterior y solo pueden ayudarse entre ellos, lo que abundará en la "incertidumbre de la competición", explicó en París el director del Dakar, Étienne Lavigne, durante la presentación de la prueba

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Dakar 2015 atravesará por segundo año consecutivo Chile, Bolivia y Argentina con un trazado que contará por primera vez con tres etapas "maratonianas" para las tres disciplinas de moto, coche y camión, anunciaron los organizadores.

Las "jornadas maratón" implican que los pilotos no pueden contar con asistencia técnica exterior y solo pueden ayudarse entre ellos, lo que abundará en la "incertidumbre de la competición", explicó hoy en París el director del Dakar, Étienne Lavigne, durante la presentación de la prueba.

La competición arrancará el 4 de enero desde la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino, y terminará en el mismo lugar 13 días después, el 17, tiempo en el que los vehículos recorrerán una extensión de 9.000 kilómetros.

Lavigne precisó que el itinerario exacto, así como el número de participantes, se terminarán de decidir en los próximos meses y explicó que Bolivia acogerá cuatro etapas, Chile seis, incluidas las dos de descanso (10 y 12 de enero) en Iquique, y Argentina tres.

En sus 14 días de duración, el rally dibujará sobre el mapa de Sudamérica un trazado en forma de "bucle" que unirá Buenos Aires con Iquique, al norte de Chile, y de nuevo Buenos Aires, abundó el director.

Lavigne celebró asimismo el "acento latino" del rally, cada vez más acusado no solo por el escenario en el que transcurre, sino por el número de pilotos sudamericanos, tres veces superior en 2014 a los 40 que participaron en la edición de 2009, la primera en Latinoamérica.

El éxito de la competición durante los últimos siete años, dijo, se debe a la "fidelidad" de Argentina y Chile, "que nos han permitido explorar el desierto de Atacama y la cordillera de los Andes", la Labor de Perú -ausente esta edición- y la "entrega y amabilidad" de Bolivia.

Unas palabras subrayadas por la secretaria de Deportes de Chile, Nicol Saez, que se refirió, en declaraciones a Efe, al "beneficio mutuo" que nace de la relación entre el Dakar y su país.

"Más de 103 millones de personas desde 2009 han buscado información sobre los territorios chilenos por los que pasa el Dakar (...) Esto supone una fuente de publicidad increíble", comentó.

"A cambio, la prueba cuenta con el desierto de Atacama, uno de los más áridos del planeta y que se ha convertido ya en parte imprescindible de la competición", añadió.

La responsable chilena también puso el acento en los seis días y siete noches de campamento que aporta su país, que convierten a Chile en la región más transitada de esta edición.

En el acto de presentación también participaron el ministro de Turismo argentino, Enrique Meyer, y el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, quien destacó "el sentimiento de festividad" colectiva que la prueba despierta en su país.

El Dakar, explicó a Efe, sirve como "válvula de escape para catalizar las emociones del pueblo", y para Bolivia es muy importante "poder participar de este sueño".

"Bolivia no forma parte de las grandes ligas deportivas internacionales, y esta prueba sustituye nuestras expectativas de competición", agregó Quintana.

Por su parte, Enrique Meyer definió la comunión entre esa carrera y la región como un "perfecto maridaje".

"El Dakar es distinto desde que se celebra en nuestro continente, ha habido un antes y un después desde que ya no se compite en África", comentó el ministro argentino.

Según los datos de la organización, la prueba generó en 2014 un total de 252 millones de dólares (unos 182,3 millones de euros) entre los tres países participantes, y contó con un seguimiento en las redes sociales de 1,2 millones de personas.

Un campeonato, el de 2014, que terminó con las victorias de los españoles Nani Roma y Marc Coma en coches y motos, respectivamente, y con el triunfo en cuadriciclo del chileno Ignacio Casale.

La presentación de esta nueva edición se cerró en los Campos Elíseos con la puesta de largo de la escudería Peugeot, que retoma su participación en el Dakar con el fichaje del español Carlos Sainz, también presente en la gala.

El piloto madrileño, que llegó conduciendo el Peugeot con el que la firma francesa se alzó con el título en 1987, apeló en francés a la "capacidad" y "pasión" de la escudería y se mostró seguro de los buenos resultados, "algo para lo que ya hemos empezado a trabajar", comentó.