• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“Ese Cy Young es de Félix”

Blanco se mantiene como el segundo mejor catcher en la historia en porcentaje de outs robando, con 42,95% | FOTO AP

Blanco se mantiene como el segundo mejor catcher en la historia en porcentaje de outs robando, con 42,95% | FOTO AP

Henry Blanco se convirtió en el primer pelotero con más de 40 años de edad en disparar dos grand slam en una campaña en las mayores. Piensa retirarse en 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Henry Blanco es noticia con cada encuentro, con cada batazo que conecta. Ser receptor en las grandes ligas a los 41 años edad, y ahora en calidad de titular, lo convierten en un foco de atención en Seattle. No obstante, la palabra “retiro”, esa que fue ajena en su diccionario y un tema cerrado, por primera vez tiene una fecha estimada en el horizonte.

Todavía con el reflejo del cansancio del viaje de Boston a Baltimore, el careta mirandino accedió a atender a El Nacional por teléfono justo antes de entrar al dogout de visitante del Oriole Park.

El ajetreo no le había dado chance de enterarse que con el jonrón con bases llenas del jueves había hecho historia: es el primer toletero en las mayores que dispara dos grand slam en una campaña con más de 40 años de edad.

“¿En serio?”, preguntó aún incrédulo. “Realmente no sabía. Es un honor tener ese privilegio. Ese es el reflejo del sacrificio y el trabajo diario”.

El vuelacerca del mirandino llegó en el quinto tramo ante una recta del derecho Ryan Dempster en Fenway Park, casa de los Medias Rojas de Boston.

“De eso se trata esto. Tratar de hacer las pequeñas cosas, hacer lo mejor posible a diario. El pitcheo estaba en la zona, hice un buen swing y salió el batazo para fortuna de todos”, relató el oriundo de Guarenas.

Carlton Fisk había conectado un grand slam con 43 años de edad. Ese era el récord en las mayores para un jugador con cuatro décadas de vida. Ahora, Blanco con 41 años lo superó.

El primer cuadrangular con tres en base en la zafra lo conectó el 15 de junio, en su estreno con los Marineros, que lo tomaron a pocos días de ser dejado libre por los Azulejos de Toronto. El careta fue contratado por Seattle para que fungiera de suplente y, a su vez, de mentor del joven Mike Zunino. Sin embargo, actualmente es el titular de la posición porque Zunino está fuera por molestias físicas; mientras que el zuliano Humberto Quintero recientemente pactó con los nautas para servir de suplente de Blanco.

“Todo esto se define en constancia, no hay otra manera de mencionarlo. Lo importante es que siempre he estado consciente de cuál es mi trabajo, me gusta, y estoy preparado para ello”, agregó.


Es el mejor. Coincidencialmente, los dos grand slam han llegado en aperturas del carabobeño Félix Hernández. El jueves, el as de los Marineros abandonó el compromiso con una ventaja de seis carreras luego de siete capítulos, pero el bullpen le botó el juego al aceptar siete rayitas en los dos últimos tramos.

“Siempre es un motivo extra cuando él está lanzando. Hay que ayudarlo a ganar como sea. Hay que buscar la manera que gane la mayor cantidad de juegos posible”, dijo.

Con Blanco de careta, el Rey Hernández tiene efectividad de 2.20 en 41 capítulo. El derecho carabobeño tiene 12 aperturas seguidas sin perder, con récord de 6-0; la última derrota fue el 25 de mayo. Actualmente, es líder en efectividad (2.30) y entradas lanzadas (160.2) y foja de 11-4; por eso es el principal candidato a ganar el Cy Young de la Liga Americana, galardón que atrapó en 2010.

“No creo que haya mejor lanzador que él en la actualidad, nada más con verlo en el terreno te dice eso”, expresó el receptor, que fue el careta personal de ganadores de Cy Young de la talla de Greg Maddux y el merideño Johan Santana. “Félix es completo, porque tiene un poco de cada uno de ellos. Ese premio Cy Young es de Félix este año”.


Viene el adiós. Blanco batea para .176 esta campaña en 31 compromisos, entre los Azulejos y los Marineros. Está en su campaña 16 en las mayores. Se mantiene como el segundo mejor catcher en la historia en porcentaje de outs robando, con 42.95%.

Cree que el 2014 es el año indicado para colgar los spikes. “Un año más y debo decir adiós. La pelota está cambiando mucho y las organizaciones tienen jóvenes que merecen la oportunidad, aunque me gusta mi trabajo de ayudar a los jóvenes”.

Luego retirarse, quiere seguir ligado al deporte. “Claro, desearía ser manager en una oportunidad, pero me falta por aprender cosas”, concluyó.


Química venezolana

La relación entre Félix Hernández y Henry Blanco es particular. El careta mirandino dijo que le agrada trabajar para el derecho carabobeño, porque facilita la labor. “Él tiene un plan definido”.

Comentó un episodio muy particular en la apertura del jueves. “Subí al montículo, todos pensaban que era para hablarle y meterlo en el juego. Cuando estaba llegando, me di la vuelta y me regresé, la idea era simplemente para hacerle saber ‘epa, yo estoy aquí, déjate llevar’. Cuando llegamos al dogout me preguntó que si yo estaba loco”.