• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Costa Rica consolida una nueva generación dorada de futbolistas

El técnico de la selección costarricense de fútbol, Paulo Wanchope / EFE

El técnico de la selección costarricense de fútbol, Paulo Wanchope / EFE

La Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) terminó mal su relación con el seleccionador Pinto después del Mundial y las riendas del equipo las tomó el exjugador Paulo Wanchope

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El histórico desempeño en el Mundial de Brasil 2014 y el invicto de 11 partidos que acumula en la actualidad la selección de fútbol de Costa Rica han confirmado la consolidación de una nueva generación dorada, cuya mayoría de jugadores milita en Europa.

Costa Rica derrotó el pasado viernes a Omán por 3-4 y a Corea del Sur por 1-3, en una gira por Asia que ratificó el gran momento de los ticos y que ya hace pensar, a los analistas y prensa deportiva, que se trata de una generación dorada que se encamina a ser la mejor.

Con once partidos sin perder, que incluye tres amistosos, cinco compromisos del Mundial de Brasil y los tres en la conquista de la Copa Centroamericana, la selección de Costa Rica ostenta el mayor invicto vigente en todo el mundo, según datos de la FIFA.

Pero no ha sido fácil el camino de Costa Rica para recoger estos frutos.

El Mundial de Alemania 2006 supuso el final de un grupo de futbolistas que acudieron a dos copas del mundo consecutivas y que hasta ese momento era considerada la mejor generación en la historia del pequeño país centroamericano.

Un equipo joven, talentoso, pero inexperto, encabezado por el actual portero del Real Madrid Keylor Navas, el centrocampista del AIK sueco Celso Borges y el delantero del Fulham inglés Bryan Ruiz, pagó derecho de piso al quedar fuera del Mundial de Sudáfrica 2010 en una repesca ante Uruguay.

Pero cuatro años después, con más kilómetros en la cancha recorridos y mucha experiencia acumulada en clubes europeos, el equipo tico se clasificó de manera brillante a Brasil 2014 y contra todos los pronósticos alcanzó los cuartos de final por primera vez.

Uno de los artífices de este hito fue el entrenador colombiano Jorge Luis Pinto, que implantó en 'la Sele' una rigurosidad en el orden táctico pocas veces visto en este país y un hambre insaciable de hacer historia.

El Mundial de Brasil, del que Costa Rica se marchó invicta al perder en los penaltis ante Holanda en los cuartos de final, significó la consolidación de un grupo relativamente joven que tradujo a la cancha su experiencia en Europa.

Aparte de Navas, Borges y Ruiz, irrumpieron en el escenario el defensa del Brujas belga Óscar Duarte, el lateral izquierdo del Mainz alemán Junior Díaz, el lateral derecho del West Bromwich inglés Cristian Gamboa, el atacante del Arsenal inglés Joel Campbell y el lateral izquierdo del Everton inglés Bryan Oviedo.

Los últimos veteranos del equipo son el artillero Álvaro Saborío y el defensa Michael Umaña, que superan los 30 años de edad y que jugaron el Mundial de Alemania 2006.

La Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) terminó mal su relación con el seleccionador Pinto después del Mundial y las riendas del equipo las tomó el exjugador Paulo Wanchope, de gran trayectoria internacional y que fue el delantero centro de Costa Rica en Corea-Japón 2002 y Alemania 2006.

Wanchope ha sido designado como interino hasta noviembre, pero los buenos resultados han hecho a la prensa preguntarse si sería una opción viable para ser nombrado seleccionador.

La Fedefútbol ha anunciado que Wanchope se hará cargo a partir de noviembre de la selección sub'23 que peleará un boleto a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y que para la selección absoluta el perfil que busca es de un extranjero con amplia experiencia y buen trato hacia los jugadores.

El próximo partido de Costa Rica será el 13 de noviembre como visitante contra Uruguay, en un compromiso que dará mucha luz sobre el futuro de Wanchope, cuya mano en el equipo se ha empezado a notar con un estilo de juego más ofensivo.

'Chope' también ha incorporado jugadores más jóvenes como el centrocampista Juan Bustos y el delantero David Ramírez, ambos del Saprissa, y el delantero Johan Venegas, del Alajuelense, de gran desempeño en la Copa Centroamericana.

En el futuro del equipo tico está la Copa América del 2016 y el deseo de ganar por primera vez la Copa Oro de la Concacaf en el 2015, con lo que Costa Rica ampliaría la leyenda de esta generación de jugadores. EFE