• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Una Copa de Vinotinto con lecciones y mejoras

Salomón Rondón entre lo mejor de la escuadra nacional / EFE

Salomón Rondón entre lo mejor de la escuadra nacional / EFE

Rafael Dudamel realizó varios hallazgos en Estados Unidos entre competitividad y futbolistas que le permiten ver el futuro con optimismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Copa América Centenario se veía en abril, a la llegada de Rafael Dudamel, como el atracadero en una isla desierta. Todo era incertidumbre. Venezuela era un náufrago herido, picado por algún animal venenoso del océano, que se debía resignar a morir en esa isla antes de volver a creer en la posibilidad de competir.

Pero extrañamente, y a pesar de estar en las condiciones más adversas, el estratega yaracuyano encontró rápidamente el sendero perdido. Limpió las heridas que parecían mortales, sacó el veneno del cuerpo de la selección, y comenzó rápidamente a remontar la cuesta. La cita continental se convirtió en su renacer.

La Vinotinto volvió a competir. “Esto es sencillamente, el punto de partida para lo que queremos alcanzar en lo que viene”, explicó Dudamel en rueda de prensa, después de la eliminación de la selección al caer 4-1 con Argentina. A pesar de la mala imagen del último duelo, el seleccionador rescata lo que se hizo bien en el torneo.

“Empezar perdiendo con Argentina es un golpe duro, que te deja noqueado prácticamente desde el principio. Pero el equipo mostró arresto, garra, y levantó en su juego. Hubo momentos cruciales en los que pudimos meternos en el partido, pero no los aprovechamos. En general se hicieron las cosas bien en la Copa”, expuso.

“Y ese buen trabajo de algunos de nuestros futbolistas, les va a valer para mejorar su situación. Hay valores que tendrán nuevas oportunidades fuera del país, y esto es muy positivo”, añadió.

En ese sentido, la irrupción de Rolf Feltscher en el lateral izquierdo, el gran torneo de Arquimedes Figuera y Alexander González, y la llamativa actuación de Josef Martínez, les permite pensar que tendrán posibilidades de moverse durante el mercado de pases de verano en Europa.
 
Equilibrio

Feltscher fue la apuesta más riesgosa. Representó la llegada del balance entre ataque y defensa en el costado siniestro del campo, a través de un futbolista que estaba jugando segunda división en Alemania. Su club, de hecho (Druisburgo), se fue a tercera división.

González cumplió con nota alta supliendo la baja de Roberto Rosales, quien se lesionó contra Uruguay comenzando el segundo encuentro. Mientras que Figuera fue el eje sobre el que se movió el equipo de Dudamel, con su quite y salida limpia.

Además, es de destacar el gran torneo de Salomón Rondón (dos goles en cuatro duelos), Tomás Rincón y Alejandro Guerra, así como las apariciones de José Manuel Velázquez y Dani Hernández. Pero más allá de lo individual, la recuperación del carácter colectivo y del buen ánimo, terminaron siendo la mejor noticia.
“El próximo paso es la eliminatoria”, apuntó Dudamel. “Esto que hicimos acá servirá de base para el clasificatorio. Reflexionaremos, miraremos los partidos, y seguramente sacaremos conclusiones positivas de todo esto”, remató.

Nuevo reto

La eliminatoria suramericana se reanudará en septiembre. Venezuela se va a enfrentar en esa próxima vuelta a dos de los cuatro finalistas de la Copa Centenario. El primer duelo será el 1 de septiembre en Barranquilla, contra Colombia, en tanto que el siguiente duelo será la revancha del partido de Boston, cuando la Vinotinto reciba en Mérida a Argentina. Con sólo un punto en seis fechas, la tarea de la selección será mantener ese nivel competitivo que demostró en la primera ronda, ahora en el clasificatorio.