• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El Consejo de Honor dejó la definición del torneo en el aire

El ente de justicia expuso las razones por las que ordenó reprogramar el duelo El Vigía-Táchira y afirmó que el cuadro aurinegro aún puede ganar dos puntos más

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El calendario del torneo Clausura terminará el domingo. Zamora, que por ahora es líder de la clasificación, recibirá a Zulia. Mineros visitará al Lara y Táchira -que venció el jueves a El Vigía en un polémico juego reprogramado- jugará en casa contra Aragua.

Con dos puntos de ventaja y una amplía diferencia de goles a su favor, a los llaneros les bastaría un empate, de no ser por otro recurso que reposa en el Consejo de Honor, en el que el aurinegro podría sumar otras dos unidades por un pleito que tiene abierto en un encuentro contra Estudiantes, por la alineación de Robert Rivas, cedido en el cuadro merideño por los fronterizos.

En caso de que Zamora no gane su encuentro, se abrirá la posibilidad de que al conjunto que crea celebrar el título ese domingo le sea cercenada su felicidad en la semana, si el Consejo de Honor decide entregarle los dos puntos a Táchira. Una situación esperpéntica que tiene su origen en el retraso del órgano de justicia en dictar las sentencias que, hasta ahora, han favorecido al cuadro de San Cristóbal.

 

Argumentación. A finales de febrero, El Vigía ganó por forfait el encuentro que debía disputar contra Táchira. Pese a las protestas que afectaban a varias ciudades del país en ese momento, la FVF insistió que todos los encuentros debían jugarse. El cuadro aurinegro, que había tenido que terminar antes de tiempo su encuentro de la semana anterior en Pueblo Nuevo, alegó que la situación de la ciudad le impedía llegar al estadio de El Vigía.

En ese momento, la FVF, que insistía en que el torneo debía realizarse, sancionó a Táchira por su incomparecencia y decretó el forfait. Los fronterizos apelaron y esta semana el Consejo de Honor terminó dándoles la razón, casi dos meses y medio más tarde.

“Mientras se pueda dar justicia hay que tratar de darla, lo injusto es tomar una decisión apresurada”, esgrimió Carlos Terán, presidente del Consejo de Honor. En su exposición aseguró que los argumentos entregados por Táchira eran “más que contundentes”.

Uno de los puntos centrales del alegato aurinegro fue una carta firmada por el gobernador de Táchira, José Vielma Mora, en la que asegura que el estado no contaba con los requerimientos de seguridad mínimos para realizar el viaje. “Aún así quisimos seguir escuchando otras opiniones, desligadas de cualquier parcialidad, para tomar la mejor decisión”, explicó Terán.

En sus estatutos, el Consejo de Honor debe resolver cada caso en un lapso no mayor a 10 días. No obstante, Terán afirma que en este caso apelaron un artículo de la Ley de procedimientos administrativos para tomarse el tiempo que sentían necesario. En su exposición, el abogado recordó casos en los que la sentencia llegó años después, como en el caso de Lance Armstrong o la Juventus.

 

Directrices. Entre sus normas, la FVF también prohíbe reprogramar partidos en las últimas dos semanas del torneo para no alterar el espíritu de la competencia. Si bien la medida del Consejo de Honor no viola el artículo, sí contradice su espíritu, ya que catapulta a Táchira hasta el tercer puesto de la tabla acumulada –el cual permite el acceso a la primera fase de la Copa Libertadores, lo que significa asegurar un ingreso de 250.000 dólares- y le devuelve las oportunidades de luchar por un campeonato que estaba perdido. “Es delicado tocar el torneo en el final, salvo que haya una situación excepcional”, argumentó Terán.

En su explicación, el abogado afirmó que uno de los principios de la justicia deportiva es que todos los equipos puedan competir en igualdad de condiciones. Para él, que Táchira no pudiera llegar a jugar en el campo sus 17 partidos del calendario le cercenaba esa posibilidad.

Otro de los puntos sobre los que sostuvo el retraso de la sentencia es en lo que denominó la “normalización de la situación”, algo que según Terán no ocurrió hasta “la jornada 13”, a inicios de marzo. Sin embargo, un directivo de la FVF aseguró que en esa decisión incidió una presión política, en la que el Consejo de Honor no podía contradecir el dictamen de la Junta Directiva del ente, en la que insistía que las protestas de febrero y marzo eran solo pequeños focos que no afectaban el funcionamiento del torneo.

Entre el lunes y el martes, el Consejo de Honor tomó la decisión, la comunicó a la Comisión de Torneos Nacionales, encargada de reprogramar el duelo, y esta ejecutó la medida. Táchira visitó el jueves a El Vigía al que derrotó 2-3. Para la última jornada, la del domingo, tendrá aún alguna posibilidad de conquistar el título. Pero si las cuentas aún no le son favorables, aún tendrá una última carta, con los dos puntos que aún discute el Consejo de Honor.