• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

  En Colombia hay una generación que hace historia en el Mundial

El equipo colombiano celebró con un baile el gol de James Rodríguez | Foto EFE

El equipo colombiano celebró con un baile el gol de James Rodríguez | Foto EFE

  James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado se han convertido en los puntales ofensivos de la escuadra cafetera 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En apenas 189 minutos jugados (contando la adición), James Rodríguez ya es el máximo goleador de Colombia en los mundiales, igualando la marca de Bernardo Redín y de Adolfo Valencia, pero con menos minutos en cancha.

James había conseguido tres goles en la eliminatoria, todos claves para lograr triunfos importantes: el de la victoria sobre Perú en Lima, el segundo a Chile en Santiago, de tiro libre, y el del triunfo frente a Ecuador en Barranquilla. Ahora, más cerca del área, ha tenido opciones de pasar de ser el que pone el pase de gol al que los hace.

“Estoy feliz. Solo quiero ayudar a que el equipo gane con goles, o con pases, o como sea mejor”, declaró James después del 2-1 sobre Costa de Marfil. Además, en ese partido James sorprendió con un gol que no hace con mucha frecuencia, de cabeza, tras un cobro de tiro de esquina de Juan Guillermo Cuadrado.

“Siempre trabajo el cabezazo. Se entrena siempre y al final salió”, dijo.

Redín anotó dos tantos en Italia 90, un cabezazo frente a Emiratos Árabes y un remate tras una pared con Carlos Valderrama en octavos contra Camerún. Y Valencia convirtió la misma cantidad en EE.UU. 94, a Rumania y al equipo local, pero ambos partidos se perdieron.

Hasta en eso le va mejor a James: sus goles, como los de la eliminatoria, significaron victorias. ¡Que vengan más!

“Uno sueña y anhela ganar. Estamos muy cerca, pero vamos paso a paso”, insistió James, con el mismo discurso prudente que maneja José Pékerman. Aún falta cerrar la primera fase frente a Japón y falta asegurar el primer lugar del grupo C. Y eso es apenas el comienzo del Mundial; lo más difícil está por venir.


Juan Guillermo, rey del pase-gol. Juan Guillermo Cuadrado no ha hecho ningún gol en la Copa del Mundo. Sin embargo, ya tiene un lugar en la historia de estos torneos gracias a las tres asistencias para gol que contabiliza en los dos juegos de Colombia, en el grupo C del Mundial.

El siempre sonriente Juan tiene ahora el mismo registro que Carlos ‘Pibe’ Valderrama en materia de asistencias a un compañero. Ahora sí, a reírse a carcajadas.

“Sabiendo que estamos tan cerca, esperamos, con la ayuda de Dios, igualarlo”, había dicho el antioqueño antes de saber que en el duelo con Costa de Marfil, en el que cobró el tiro de esquina preciso a la cabeza de James, había alcanzado a uno de sus ídolos de infancia.

Sus dos anteriores asistencias fueron en el partido del debut, contra Grecia: un pase por la derecha que recorrió toda el área rival hasta llegar a los pies de Armero (para el 1-0 parcial) y una jugada de lujo, un taco en el área para cederle la pelota al 10 de Colombia, mejor ubicado que él para rematar (3-0 final).

Valderrama contaba una asistencia para Redín en octavos de final contra Camerún (en tiempo extra para descontar, en la derrota 2-1) y el inolvidable pase a Rincón para el 1-1 ante Alemania, ambos en Italia 90. Además, el balón que le sirvió a Léider Preciado ante Túnez en la cita de 1998, una celebración que le duró al país 16 años.

Ahora, la historia la escribe Cuadrado, quien todavía debe en este Mundial uno de sus tradicionales bailes de victoria. “No sé de marcas; trato de hacer mi trabajo”, es la fórmula para no permitirse la euforia. Eso sí, reconoce que su talento en el pase-gol lo tiene en el radar de muchos equipos, como Barcelona.