• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Cocodrilos demostró que los números sí pueden mentir

Cocodrilos obtuvo su sexto título | Foto:AVS PHOTO REPORT

Cocodrilos recurrió a un séptimo juego para imponerse sobre Bucaneros | Foto:AVS PHOTO REPORT

El quinteto saurio alzó su sexto título de la LPB, pese a que perdió con Bucaneros en varios de los renglones ofensivos en la serie final 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cocodrilos de Caracas celebró la noche del viernes su sexto título en la Liga Profesional de Baloncesto (LPB). Esta proeza (no figuraban entre los favoritos del torneo) se logró a partir de una serie de argumentos que a simple vista trascienden de lo que se podría argumentar como la regla simple del juego: conseguir anotar más puntos que tu rival, en este caso Bucaneros de La Guaira, quinteto que se conformó con el trofeo de subcampeón.

Números en mano, es llamativo que la agrupación dirigida por el entrenador Néstor ‘Mama Osa’ Salazar consiguiera el éxito, luego de perder frente a los corsarios en la mayoría de las estadísticas básicas de la disciplina: lanzamientos triples, dobles, tiros libres y rebotes. Esto, en una primera conclusión, implica que la producción ofensiva de los capitalinos estuvo inferior a la de su par, condición paradójica si se toma en cuenta el objetivo básico para prevalecer en la batalla.

En el apartado de los canastos triples, la tropa capitalina acertó 35 de 168 intentos (20,8%). Esta cifra lució inferior frente a los 56 de 168 tiros que embocó la maquinaria naranja (31,1%). El base Yochuar Palacios fue el más destacado por los saurios en ese apartado, al encestar para un 41,7% (5-12).

En el renglón de canastos dobles Cocodrilos también cedió. Si bien finalizó con un decente 51,5% (184-357), Bucaneros mostró una mejor selección de tiros al promediar 55,1% de efectividad. El importado Anthony Mitchell se erigió como el más atinado con 34 embocaduras en 55 intentos (61,8%).

Los tiros libres es un hándicap que los capitalinos deben mejorar con miras al futuro. Haber cerrado con un pírrico 62%  de aciertos (116-187) es un hecho que podría pasarle factura en otros escenarios, siendo notorio el valor que tienen los lanzamientos desde la línea personal para decidir encuentros. La Guaira cerró este apartado con un 72,4% (110-152).

Las alturas fue otra área que Bucaneros dominó a placer sobre la indolencia del cerco reboteador saurio. La defensa litoralense totalizó 269 capturas (38p/p), mientras que Cocodrilos tomó 255 rebotes (36.4 p/p).

Sin embargo, y pese a caer en renglones que regularmente definen un resultado, la colectividad, intensidad y unión que mostraron los pupilos de ‘Mama Osa’ fueron los ingredientes necesarios para la consecución de un nuevo campeonato en la LPB frente a la sorpresa de muchos.