• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El City quiere dar un golpe de autoridad frente al Dortmund

El Manchester City entrenando

El Manchester City entrenando

El equipo de Roberto Mancini, campeón de la liga inglesa la pasada temporada, no ha pasado por sus mejores momentos estas últimas semanas, ya que el 25 de septiembre cayó eliminado de la Copa de la Liga en el tiempo añadido frente al Aston Villa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Manchester City tendrá que luchar mañana en su estadio para conseguir los tres puntos frente al Borussia Dortmund y no alejarse del objetivo de la clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones.

El City y el equipo alemán se enfrentan por primera vez en situaciones distintas: los "citizen", sin puntos, deberán demostrar que ha superado la derrota en el Santiago Bernabéu (3-2), mientras el Dortmund llega a Manchester con un colchón de tres puntos que obtuvo frente al Ajax (1-0).

El equipo de Roberto Mancini, campeón de la liga inglesa la pasada temporada, no ha pasado por sus mejores momentos estas últimas semanas, ya que el 25 de septiembre cayó eliminado de la Copa de la Liga en el tiempo añadido frente al Aston Villa (4-2).

Por ello intentarán dar un golpe de autoridad en el grupo D, aunque no podrán contar para ello con los defensas Maicon y Micah Richards, ni con el centrocampista Jack Rodwell.

A su favor cuentan con las estadísticas, ya que el City lleva 17 partidos sin perder en casa en una competición de la UEFA.

Tras criticar la supuesta parcialidad de los árbitros de la liga inglesa, Sergio "Kun" Agüero buscará su primer gol en la 'Champions' después de estrenarse la pasada jornada en la competición liguera, recuperado de la lesión de rodilla que le apartó de los terrenos de juego durante varias semanas.

Mancini contará con Silva y Tévez para tratar de encauzar un comienzo de temporada irregular en el juego de los de Manchester.

Por su parte, el Borussia Dortmund llega al duelo ante el City cuando parece haber encontrado al fin su mejor versión después de haber tenido un titubeante comienzo de temporada.

La goleada alcanzada el sábado por 5-0 ante el Borussia Mönchengladbach fue una auténtica demostración de fútbol que por momentos dio incluso la sensación de que el equipo de Jürgen Klopp había hecho progresos con respecto a las dos temporadas anteriores, en las que se coronó campeón alemán.

El principal reto para Klopp era lograr un esquema que permitiese que Mario Götze y Marco Reus jugasen juntos, sin que eso implicara dejar boquetes peligrosos en la parte defensiva. Contra el Gladbach, la impresión de que Klopp había encontrado la fórmula fue algo que atravesó todo el partido.

El Dortmund ya no es el equipo que juega los noventa minutos a un ritmo endemoniado -y poniendo a veces prácticamente a todos sus jugadores de campo cerca del área contraria- sino que ahora ha aprendido a introducir pausas y parece haber agregado la paciencia a su repertorio de virtudes.

Al fútbol de asalto parece haberse agregado el oficio. La prueba de hasta donde ha llegado esa evolución es algo que podrá verse mañana, junto a un rival que tiene sin duda más envergadura que el Gladbach y que, al igual que el Dortmund, tuvo en la temporada anterior una participación decepcionante en la Liga de Campeones.