• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Chocan 2 trenes

Álex Romero | Foto ASV Photo Report

Álex Romero | Foto ASV Photo Report

Navegantes y Tigres disputan desde esta noche la final del beisbol venezolano. Sin duda, una serie de difícil pronóstico. Promete ser un duelo parejo, lleno de figuras y con matices que se remontan a varios años atrás

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Dónde está la diferencia entre Aragua y Magallanes? ¿Dónde está la clave que permitirá alzarse con la corona a uno de los dos finalistas del beisbol venezolano?
Hoy comienza la final de la LVBP con dos equipos bien armados, dotados de buenos bateadores y una colección de brazos que debería bastar para dar la batalla.
Las nuevas condiciones de campeonato han permitido sucesivas sustituciones de importados, y la cuota de forasteros ha crecido de 9 a 12 peloteros durante la postemporada. Eso ha permitido que ambos contendores luzcan más como selecciones que como equipos.
Tales son las dos divisas que esta noche topan en Valencia, para los primeros dos choques, y que desde el domingo seguirán la acción en Maracay.
 
Aragua en blanco y negro. Los Tigres llegan con más bajas. Eduardo Escobar, su gran figura, apenas verá acción en el primer duelo. Armando Rivero, uno de sus principales relevistas, ya se marchó. Robert Zárate se fue durante la semifinal, adelgazando la rotación. Tuvieron que sacrificar el bate de Jesús Arredondo, pensando en el séptimo juego de la semifinal.
El lineup sigue siendo potente, incluso sin Escobar. No hay equipo con más bigleaguers que los felinos, este año, y Carlos Sánchez se les sumó en el draft.
El bullpen todavía tiene brazos suficientes para cubrir tres o cuatro innings por noche. Pero no son tantos como los de su oponente. El ejemplo del draft es elocuente: Johan Yan llegó a los bengalíes para compensar la marcha de Rivero, mientras que Gregory Infante simplemente añadió otro cerrador potencial a ese bullpen de primera que tienen los turcos.
Allí puede estar una clave de la serie. ¿Cuán temprano pueden atacar los aragüeños a los abridores cabrialenses? ¿Y cuánto resistirán sus propios iniciadores? Porque es justo preguntarse cuál Freddy García se presentará a este envite, y si el mexicano José Oyervides resuelve la incógnita que todavía es.
 
El flanco débil de la nave. Los Navegantes también tienen sus dudas. Aunque hasta ahora han rendido, todos sus abridores se sumaron en enero. No es descartable que mantengan el paso. Tampoco que Félix Pérez empiece a batear, lo que daría mayor potencia a una muy robusta alineación.
Los bucaneros incluso tienen más experiencia. Paradójicamente, ese roce en estos combates no viene sólo de las tres finales consecutivas que han disputado, sino del bagaje acumulado por las figuras de hoy que alguna vez fueron fundamentales para el rival de hoy.
Alex Romero, Ronny Cedeño, Luis Rodríguez, José Mijares, José Gregorio Martínez y Abel Nieves formaron parte de la dinastía tigrera. Tienen más años y, en algunos casos, naturalmente, menos potencial que antes. Pero también tienen más recorrido y sabiduría beisbolera. Forman un núcleo que seguramente jugará con las ganas especiales con que juegan los ex.
El pitcheo luce reforzado, pues sumaron a los lanzadores Gregory Infante y Edgar González en el draft.
Hay un flanco inesperadamente débil por el que los filibusteros pueden hacer agua. La defensa felina parece mejor en el papel, especialmente con la llegada de Sánchez, y en la práctica están las 12 carreras sucias que permitieron los navieros en la semifinal. ¿Estará allí la brecha?
Es un riesgo sugerir en esta serie tan pareja que Magallanes tiene las armas para ganar en siete juegos. Quizás sea así, quizás no. Ya se verá.

El Dato
Aragua y Magallanes se han enfrentado en cuatro finales, contando esta. Los Tigres ganaron en 1975 y 2007. Los Navegantes se impusieron en 2002