• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Un Chile suicida intenta poner en jaque a la herida España

Fábregas es una de las modificaciones de Vicente del Bosque hoy contra los australes | Foto AP

Fábregas es una de las modificaciones de Vicente del Bosque hoy contra los australes | Foto AP

El cuadro europeo necesita vencer a los de Jorge Sampaoli para seguir con vida en Brasil 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

España quedó herida después de la derrota contra Holanda. En su orgullo, en su moral y en su fútbol. El conjunto que patentó el estilo que maravilló a finales de la década pasada y el principio de esta irá a su duelo más importante, por la supervivencia, y contra una selección kamikaze.

Chile adoptó en su ideario el estilo de Marcelo Bielsa a rajatabla y Jorge Sampaoli, un discípulo aventajado del estratega argentino, le siguió los pasos. Los australes pueden parecer suicidas por momentos. Todos defienden, todos atacan y todos juegan con intensidad. Su ida y vuelta vertiginoso tendrá hoy en el Maracaná (2:30 pm) un reto enorme: contener la rabia del campeón herido e intentar, como le sea posible, neutralizarlo.

El mediocampista Arturo Vidal reconoció a la prensa de su país en Brasil que el fútbol chileno actual juega al límite. “Somos una selección suicida. Pocos pueden jugar como lo hacemos, presionando, llegando con mucha gente, yendo para adelante. Y nosotros tenemos a los jugadores y el estado físico para hacerlo”, declaró.


Con cambios. Por ellos Vicente del Bosque tomó medidas especiales y decidió sacudir al equipo con el ingreso de Javi Martínez por Piqué y de Cesc Fábregas, que sabe que los suramericanos le propondrán un reto complejo, como Holanda la semana pasada.

“Queremos estar a la altura de los campeones del mundo que somos. Sabemos que nos espera un partido duro ante Chile, que va a plantear escenarios similares a los que nos propuso Holanda el viernes”, dijo Fábregas al diario español Marca.

Los chilenos podrían salir con cinco defensores, aunque dos de ellos serían carrileros muy rápidos para ganarle la espalda a los laterales españoles, con permanente tendencia al ataque.

España necesita ganar. Aprovechar una de las subidas kamikazes de Chile y hacerle daño en su terreno. Buscarán la pelota parada para intentar vulnerarlos en su principal debilidad, su poco tamaño.

Chile desea terminar de hundir el puñal en el pecho español y dar la gran campanada esta tarde. Para los dos, el duelo de hoy es clave para trascender a los octavos de final y seguir en Brasil.