• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El Chelsea cede terreno al frente de la Premier

Fernando Torres fue expulsado por simular una falta | AFP

Fernando Torres fue expulsado por simular una falta | AFP

as expulsiones del español Fernando Torres y el serbio Branislav Ivanovic desequilibraron este domingo en favor del Manchester United un encuentro en Stamford Bridge en el que el Chelsea dilapidó tres de los cuatro puntos de ventaja que mantenía al frente de la liga inglesa (2-3)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las expulsiones del español Fernando Torres y el serbio Branislav Ivanovic desequilibraron este domingo en favor del Manchester United un encuentro en Stamford Bridge en el que el Chelsea dilapidó tres de los cuatro puntos de ventaja que mantenía al frente de la liga inglesa (2-3).

Con nueve sobre el campo, los de Roberto Di Matteo no pudieron evitar que el mexicano Javier "Chicharito" Hernández marcara en el 75 el tercero de su equipo, que había anotado antes dos tempranos goles por medio del brasileño David Luiz, en propia meta, y el holandés Robin Van Persie.

Los locales habían ensayado después una remontada con goles del español Juan Mata y el también brasileño Ramires, pero todo se vino abajo a partir del minuto 63.

Ivanovic vio una roja directa por segar a Ashley Young, que amenazaba con plantarse solo ante Petr Cech y, poco después, el árbitro Mark Clattenburg mostró la segunda amarilla a Torres por simular una falta.

Los aficionados del Chelsea protestaron la decisión, pero no había vuelta atrás: el "Niño" se fue al vestuario y el Chelsea se preparó para aguantar durante veinte minutos el vendaval final de los "diablos rojos".

El derbi de Liverpool, entre el Everton y los "reds", acabó en tablas después de que los de Brendan Rodgers se adelantaran en los primeros veinte minutos con dos tantos, uno en propia puerta, que fue apuntado en la cuenta del defensa inglés Leighton Baines, y otro del uruguayo Luis Suárez.

La angustia por caer ante sus vecinos de los aficionados que habían acudido al Goodison Park no duró más de quince minutos, los que necesitaron Leon Osman, primero, y Steven Naismith, después, para igualar el choque antes del descanso.

El resultado deja al Liverpool atascado en la mitad de la tabla, en el duodécimo lugar, incapaz de alcanzar unas posiciones de privilegio en las que, en cambio, el a priori más modesto Everton parece moverse como pez en el agua esta temporada.

Los de David Moyes suman dieciséis puntos tras nueve partidos y mantienen la quinta posición de la Premier, puesto que da acceso a la Liga Europa, y se sitúan además a tan solo un punto del cuarto lugar, que ocupa el Tottenham, y que abre las puertas de la Liga de Campeones.

Quien sí logró hoy sumar los tres puntos fue el Newcastle de Alan Pardew, que se impuso al West Bromwich gracias a un gol con el tiempo cumplido del senegalés Papiss Cisse (2-1).

Antes, el francés Demba Ba había abierto la cuenta de los locales en St James Park con un tanto en el minuto 35, y el West Bromwich había devuelto el equilibrio al marcador por medio de un remate, a los diez minutos del segundo tiempo, del belga Romelu Lukaku.

El Tottenham, por su parte, se desquitó en Southampton (1-2) de la derrota que sufrió el pasado fin de semana en Stamford Bridge ante el Chelsea, el anterior equipo del técnico portugués André Villas-Boas.

El galés Gareth Bale, uno de los futbolistas de moda en la Premier, no requirió más de un cuarto de hora para adelantar a los suyos, que ampliaron su ventaja antes del descanso con un segundo tanto, obra del centrocampista estadounidense Clint Dempsey.

El inglés Jay Rodriguez acortó las distancias en el marcador para el Southampton en el minuto veinte del segundo tiempo, si bien los de Villas-Boas supieron gestionar su ventaja para acabar conquistando los tres puntos, que les mantienen cuartos en la tabla de la liga inglesa.