• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Cavaliers desplomó el puente

La NBA señaló a Lebron James como uno de los artífices principales en la unión de ambos mundos. Dedicó su fortaleza física a tratar de dominar la zona de la pintura. Fue una de las razones por la que los Cavs triunfaron en el primer cuarto 23-22/ Foto: EFE

La NBA señaló a Lebron James como uno de los artífices principales en la unión de ambos mundos. Dedicó su fortaleza física a tratar de dominar la zona de la pintura. Fue una de las razones por la que los Cavs triunfaron en el primer cuarto 23-22/ Foto: EFE

Cleveland venció a Golden State y se alzó por primera vez en su historia como el campeón de la NBA. La ciudad no celebraba un título de un equipo profesional desde hace 52 años. Lebron James fue el Jugador Más Valioso de la final

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un puente en Oakland unió anoche el mundo real y de fantasía. Permitió que cosas que nunca habían sucedido o que se habían perdido en los recuerdos más remotos pasaran y dejaran de ser meros retazos de una utopía. Fue un pontón construido por la impensada celebración del séptimo y decisivo juego de la temporada 2015-2016 de la NBA.

Cleveland Cavaliers cruzó el puente impávido, a pesar de no ser el símbolo de su esencia, muy diferente a Golden State Warriors que iba amparado por la ola dorada de su feligresía y la histórica cruzada de 73 victorias y 9 derrotas, pero no logró atar la simpleza de una gran temporada regular con lo extraordinario de un segundo título en fila.

Resultaron los jugadores del equipo de Ohio quienes alzaron el cetro. Pisaron la tierra de lo imposible y vencieron 93-89 para convertirse en el primer equipo en la historia en revertir un déficit de 3-1 en una serie final. Sí, los Cavs le ganaron tres juegos consecutivos al mejor equipo de la campaña.

Rompieron con lo que parecía una perenne sequía, pues es el primer título para la divisa desde que fue fundada en 1970. Hicieron que Cleveland alzara los brazos en señal de júbilo, un movimiento al cielo que no ocurría desde hace 52 años, cuando la urbe vio a los Browns ganar el título de la NFL, la liga de fútbol americano profesional.

Contribuyeron para que Tyronn Lue se transformara en el primer director técnico en ganar una final de la NBA con menos de 40 años de edad. Terminaron desplomando el gran puente de California para fusionar la lógica con la improbabilidad y crear una realidad.

La NBA señaló a Lebron James como uno de los artífices principales en la unión de ambos mundos. Dedicó su fortaleza física a tratar de dominar la zona de la pintura. Fue una de las razones por la que los Cavs triunfaron en el primer cuarto 23-22.

James, nativo de Akron, ciudad cercana a Cleveland, se unió con el piloto Kyrie Irving en la agotadora tarea de anular el juego colectivo y el tino de Stephen Curry y compañía que retomaron el control, como al principio de la serie, al ganar del segundo parcial 27-19.

Irving se creció luego de que los quintetos descansaron el medio tiempo. Impuso su juego rápido y evitó los robos de los Warriors. Su aporte ayudó para que Cleveland se adueñara del tercer cuarto 33-27 y se diera cuenta de que el puente ya se había cruzado.

Un certero tiro desde el perímetro de Irving, cuando el reloj daba sus últimas inhalaciones, derribó a la Bahía y tiró al mar una gran actuación de Draymond Green, alero de los Warriors y el más anotador del partido con 32 puntos.

Pero fue James el que se llevó gran parte de los honores. Fue condecorado como el Jugador Más Valioso de la final, es la tercera vez que gana la distinción. Resultó el mejor de los Cavs con 27 anotaciones, 11 rebotes y 11 asistencias.

“Mi meta desde hace dos años era darle un campeonato a Cleveland”, comenzó a decir entre lágrimas. “Lo dimos todo para eso. Dimos el corazón, la sangre, el sudor y las lágrimas. Tomamos el camino más difícil, pero siempre nos mantuvimos positivos y enfocados. Esto es para ti, Cleveland”.