• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Cásseres fue la gran estrella de la constelación

El futbolista y delantero del Deportivo Táchira, Cristian Cásseres / Cortesía Deportivo Táchira

El futbolista y delantero del Deportivo Táchira, Cristian Cásseres / Cortesía Deportivo Táchira

El ariete de Nuevo Horizonte revolucionó un partido gris durante el primer tiempo que culminó con goleada 4-1 favorable a los venezolanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los juegos de las estrellas son para ver momentos alegres, divertidos, para que haya relajación tanto de los asistentes como de los propios jugadores.

No obstante, el primer tiempo del careo en el Estadio Olímpico entre venezolanos e importados se vivió con tensión, como si de una final se tratase.

Tuvo que aparecer la irreverencia Cristian Cásseres. Un jugador que, por su manera de ser siempre es en uno de esos personajes capaces de inventar, de quebrar el frío de los esquemas y la rigidez de los duelos complejos.

Tras anotar el primer tanto, a los dos minutos de la segunda mitad, "El Torito" embistió para abrazar a la mascota inflable de una marca de baterías; pero del atrevimiento del jugador salió un chiste. "Yo dije que si marcaba un gol iba a celebrar abrazando al conejito.

Pasé de largo y le caí encima, no fue mi intención, me salió una morisqueta".

Esa acción marcó la tesitura de la etapa complementaria.

Ahí salieron la creatividad de Rómulo Otero, que anotó el segundo gol, algunas paradas de Javier Toyo y las carreras de Gelmin Rivas, autor de la cuarta diana, para cambiar el rostro del choque. Evelio Hernández anotó el tercer tanto, entregado, como no, por Cásseres.

"Nadie quería arriesgar en el partido. Tuve la oportunidad de entrar y marcar el primer gol, para darle un poco de alegría a la gente, que en el primer tiempo no lo pasó bien", aseguró el jugador de Atlético Venezuela. "La idea era pasarlo bien, disfrutar. Lo que no se me cumplió fue la celebración", cerró entre risas la improvisada estrella de una constelación que no brilló, y se quedó en deuda en el apartado del espectáculo.