• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Carlos Sánchez prendió su bate en el mejor momento

Carlos Sánchez le agregó 118 puntos a su promedio al bate en solo tres semanas / AVS PHOTO REPORT

Carlos Sánchez le agregó 118 puntos a su promedio al bate en solo tres semanas / AVS PHOTO REPORT

Luego de un frío comienzo de campaña, el joven grandeliga retomó el ritmo ofensivo esperado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La temporada 2014-2015 de la LVBP no ha sido nada fácil para Carlos Sánchez.

El camarero se colocó el uniforme de los Tiburones de La Guaira para esta campaña con dos etiquetas muy llamativas: haber sido Novato del Año en el curso anterior del circuito local y ser grandeliga con apenas 22 años de edad.

En sus primeros 14 juegos, el nacido en Maracay cargó con una línea ofensiva de .140/.197/.281/.478 con cuatro extrabases –dos jonrones- y cinco remolques, pero con todo y eso, Buddy Bailey mantenía al segunda base en el lineup.

Inició la campaña como segundo bate del equipo por detrás de Luis Sardiñas, combinación que había dado sus frutos un año antes, pero con el tiempo el manager estadounidense intercambió los órdenes, y como primer madero Sánchez se destapó.

“No fue el inicio que yo esperaba pero yo sé que la gerencia, el manager y mis compañeros confían en mi como primer bate. De una u otra manera debo responder a esa confianza y gracias a Dios en los últimos juegos lo he podido hacer”, dijo el intermedista, cuyo bate ya mostraba antes de la jornada de anoche números acumulados más resplandecientes (.258/.338/.371/.709 con 10 extrabases y 14 remolques).

Como primero en la alineación, Sánchez cuenta con promedio de .329 en 76 turnos, además de un elevado OBP de .420. “Cada vez que me colocan como primero en la alineación yo me digo: ‘confían en mí’. Yo también confío en mí, en poder embasarme y dar hits. Con cada batazo les digo que yo puedo estar ahí”, concluyó el camarero, quien pese al frío inicio se calentó en el mejor momento de la temporada.

No hay lugar como el hogar

Nunca la frase “hogar, dulce hogar” le quedó a alguien tan bien como a Carlos Sánchez. El segunda base regular de Tiburones liga para .328 cuando juega en el estadio Universitario como local, mientras que cuando su equipo es visitante apenas batea para .172. Su poder sí lo saca en la carretera, ya que sus dos jonrones del año han sido en esa condición, así como seis de sus impulsadas. Los ocho remolques restantes han sido anotados en el plato del coso de Los Chaguaramos.

La Cifra

.420 es el promedio para embasarse de Carlos Sánchez cuando alinea como primero en el orden


@Alvarez_Camino


malvarez@el-nacional.com