• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Carlos González está en un gran momento

“Me siento como si estuviera volando”, bromeó Carlos González | Foto Archivo El Nacional

“Me siento como si estuviera volando”, bromeó Carlos González | Foto Archivo El Nacional

Carlos González ha tenido un éxito rotundo esta temporada ante lanzadores diestros. La situación cambia a la hora de enfrentar a serpentineros zurdos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Drew Storen se unió al comité de lanzadores derechos que han sido víctimas de Carlos González esta temporada.
El relevista de los Nacionales intentó el viernes retar al bateador zurdo de los Rockies con una recta de 93 millas por hora. Segundos después se arrepintió al ver que la pelota salió del bate como un proyectil y terminó pasando por encima de la barda del jardín derecho del Nationals Park.
González había conseguido un jonrón con las bases llenas para voltear el marcador en la parte alta del octavo inning  (5-4) a favor de Colorado, que terminó ganando el encuentro.
“Es divertido porque estoy en un gran momento”, apuntó CarGo a los periodistas que cubren las incidencias de los rocallosos.  
En Denver se divierten con González y los lanzadores diestros de las Grandes Ligas tragan grueso. Se preguntan cómo se puede dominar a uno de los bateadores más calientes en la actualidad. La respuesta, quizás, la tengan los serpentineros zurdos.
El zuliano, de 29 años de edad, se ha basado en su éxito ante los derechos para resurgir esta temporada. Ante ellos, sin incluir la jornada de ayer, ha sacudido 22 de los 23 jonrones que reflejan sus estadísticas. Por si fuera poco, muestra una solida línea ofensiva de .320/.380/.640 y registra 55 remolcadas.
El cambio es drástico cuando se revisan los números del cuarto bate de los Rockies ante pitchers de su misma mano. Solo ha dado un jonrón, fue ante Jon Lester, tiene cinco fletadas y su promedio se reduce a .167 y su OBP es un anémico .216. En otras palabras, luce como dos bateadores distintos, pero es el mismo.
González también traga grueso cuando se para en el plato y tiene a un zurdo al frente. Los pitcheos que ve en estos enfrentamientos pueden ser la clave.  
Los zurdos, prácticamente, le caen a slider al criollo (ver recuadro) para sacarlo de paso. Mientras que los derechos intentan dominarlo con envíos rápidos tal como lo hizo Storen.
González vive un gran momento y no está perdonando errores de los rivales. Viene de ser el mejor bateador de la Liga Nacional durante julio y le ha caído como anillo ser el cuarto bate del orden ofensivo del manager Watl Weiss.
“Es importante para mí dar un paso para mis chicos. Estoy bateando como cuarto bate, y me pagan para hacer ese tipo de cosas”, admitió.