• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Carlos García siempre atado a Magallanes

David Martínez es el único criollo en la rotación del Magallanes / AVS Photo Report

David Martínez es el único criollo en la rotación del Magallanes / AVS Photo Report

El manager de los Navegantes aspira dirigir a una gran dinastía durante esta década

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los Navegantes del Magallanes han dicho presente en cuatro finales en las últimas seis temporadas y cuando van en vías de acceder a una más, pues han sido el equipo más regular de toda la campaña. Parece que se acercan más a convertirse en una nueva dinastía del beisbol venezolano, de la mano del estratega Carlos García.

“Estar en cuatro series finales en un intervalo de seis años, no es fácil”, dijo el  “Almirante” esta semana en su visita al estadio Universitario. “Eso te da una idea de la profundidad que tiene el equipo en cuanto a los novatos y a los jugadores criollos. El Magallanes tiene el talento suficiente para siempre estar compitiendo entre los primeros lugares de la liga si se quiere”.

Sin embargo García no se confía. Sabe que en nivel de competencia en el beisbol nacional va en aumento. “Todos los equipos se han reforzado, todos están confeccionados de manera sólida. Es cuestión de seguir con la actitud de ir al terreno y ganar el juego de beisbol. Me imagino que todos los equipos piensan de esa forma, entonces la cuestión es venir, ejecutar y jugar un juego fundamentalmente sólido y hacer las cosas que se tienen que hacer, cuando se tienen que hacer. Definitivamente no es nada fácil, pero si queremos estar en esta posición, tenemos que venir todos los días preparados para asumir ese reto”. 

El piloto también fue parte, como jugador, de los Navegantes de los años nventa, y considera que no hay muchas diferencias entre aquel grupo y el que ahora dirige.

“El beisbol es igual, pero las temporadas y las personalidades son diferentes. El Magallanes de los 90 era un equipo que jugó unido y este también lo hace, no creo que haya mucha diferencia en cuanto a la actitud. A través de los años se ha hecho bastante diferente, hay peloteros que antes jugábamos todo el año, y otros que solamente juegan un mes y creen merecer que tienen que estar allí todo el tiempo, no es que no lo merezcan, es cuestión de que el sentido de pertenencia, el sentido de la franela, el sentido del orgullo, que te has esforzado desde todo el año para jugar el juego y eso es lo que quieres hacer”. 

—¿Disfruta al máximo los triunfos contra los Leones?
— Las victorias son victorias y todo el tiempo se disfrutan. De verdad que ganarle a cualquier equipo se disfruta también
 
La vida da muchas vueltas ¿Se ha imaginado dirigiendo a otro club en Venezuela?
Yo soy un profesional del beisbol y dirigir a otro equipo puede ser una posibilidad
 
—En la actualidad hay muchos técnicos venezolanos en Estados Unidos. ¿Eso facilita las cosas para los novatos criollos? 
—Definitivamente. Ver una cara conocida, alguien que habla tu idioma y que entiende las cuestiones del beisbol venezolano, siempre ayuda
 
—¿Tiene supersticiones? 
—Cuando las cosas van bien, trato de mantener el mismo ritmo, las mismas cosas que se hacen todos los días, pero de tener una cábala en específico, no. Sí trato de mantener las mismas cosas en todo lo que hago. La forma en que me levanto, la forma en que interactúo en el terreno durante la preparación del juego y siempre trato de estar positivo
 
—¿Cómo es un día en la vida de Carlos García?
—Me levanto temprano, desayuno, analizo un poco las cosas con el equipo contra el que vayamos a jugar ese día, me voy al terreno bien temprano, almuerzo en el estadio y me preparo para el juego
 
—¿Cuál ha sido el peor y el mejor momento de su carrera?
—El peor momento, haber perdido un campeonato y el mejor, haber ganado un campeonato
 
—¿Cómo se ve en cinco años?
—En un futuro me veo trabajando en el beisbol, yo amo lo que hago, lo disfruto cada día y bueno, mientras dios me de vida y pueda visitar a mis hijos y tener una relación muy sana con ellos y continuar en la industria del beisbol, bueno, aquí estaré
 
—¿Y cuando llegue la vejez? 
— Me veo viviendo en Venezuela, en Ciudad Bolívar, viajando a Estados Unidos para visitar a mis hijos y ver cómo están saliendo las cosas, pero siempre vinculado a Venezuela