• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Caribes supo capitalizar los errores de Magallanes

Henry Rodríguez empujó tres carreras y se fue de 6-3/ Foto: AVS PHOTO REPORT

Henry Rodríguez empujó tres carreras y se fue de 6-3/ Foto: AVS PHOTO REPORT

De las 10 carreras anotadas por los orientales, 5 fueron sucias. Los Navegantes cometieron 4 pecados a la defensiva 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el beisbol se dice que lineup ganador no se cambia. Pero, cuando un equipo no está en la acera de la victoria, sino en la de la derrota, la regla pasa a ser un antónimo. El manager de Caribes de Anzoátegui, Omar López, hizo algunos ajustes en la alineación en busca de mejorar la defensiva con el objetivo de no brindar oportunidades al rival. El resultado para el piloto oriental fue una contundente victoria sobre Navegantes del Magallanes con pizarra de 10 por 3 para nivelar la semifinal a un juego por lado.   

 

El abridor de los eléctricos, David Martínez, solo pudo estar sobre el morrito durante dos tercios y fue responsable de dos carreras y en su corta estadía también le anotaron una rayita sucia. En la parte alta de la primera entrada, Henry Rodríguez se embasó por error del antesalista Adonis García y luego anotó, cuando Denis Phipps recibió boletos con las bases llenas. Una segunda pifia del antillano defensor de la esquina caliente permitió la segunda anotación de los aborígenes y dejó nuevamente las bases congestionadas. Acto seguido, René Reyes llevó al plato la tercera carrera del capítulo con sencillo para que el propio Phipps cruzara la registradora.

 

En la segunda entrada, los visitantes ampliaron la pizarra con otras cuatro anotaciones, con la particularidad que todas fueron no merecidas para el lanzador (Mike Demark), es decir, las carreras fueron producto de otro pecado de la defensa turca. El norteamericano refuerzo retiró a los primeros bateadores de la entrada y luego recibió sencillo del “Pollito” Rodríguez. Acto seguido, Alexi Amarista se embasó por error de Mario Lisson para darle inicio a la debacle filibustera. Un triple de Phipps con las bases llenas y un sencillo de Oscar Salazar colocaron arriba a Caribes 7 por 0.

 

El lanzador Edward Valdez y la defensa con la novedad de Gabriel Noriega en el campocorto y José Castillo en el jardín izquierdo, acabaron con cualquier intento de rebelión de los corsarios de Carabobo.