• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Caracas y Petare se anularon

Roberto Tucker volvió a marcar para el Caracas | Foto: Williams Marrero/El Nacional

Roberto Tucker volvió a marcar para el Caracas | Foto: Williams Marrero/El Nacional

En un partido muy igualado, los dos equipos empataron en un partido muy peleado y que terminó con roces

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Apertura Empataron 2-2 en el Olímpico

Nada peor que una ex para amargarte la existencia. Eduardo Saragó se vio ayer con su antiguo equipo en la capital, Petare, que lo enredó con un partido inteligente que terminó igualado 2-2 en el estadio Olímpico de la UCV. Dos tantos de Armando Maita sirvieron para que los de Saúl Maldonado arañaran un punto, que complica a los de la Cota 905 en sus aspiraciones de alzarse con el título del torneo Apertura, en una fecha en la que terminaron bajando hasta la cuarta casilla. El primer tanto de Maita llegó a los 25 minutos. Una jugada trenzada de los parroquiales culminó con un pase de taco de Jesús “Piojo” Quintero en el borde del área, para el remate del ex atacante del Huila, que batió a Baroja por su palo derecho para su tercera diana del campeonato. La jugada hizo despertar al Caracas, que luego se encimó por intermedio de Luis “Cariaco” González, que malogró un contragolpe al echar el balón afuera. En el segundo tiempo, el equipo de la Cota 905 siguió el asedio sobre la portería de Giancarlos Martínez y logró voltear el encuentro. Primero anotó Roberto Tucker, a los 59. Aprovechó dentro del área un rebote de un saque de esquina, y anotó su cuarto tanto del campeonato al empujar la pelota al arco. Después vino Ruberth Quijada, a los 70, quien también remató de cabeza un tiro libre de Cariaco. La pelota parada se convertía nuevamente en un poderoso argumento para los de Saragó.

No obstante, Armando Maita anotó el empate definitivo en el 83, de cabeza, aprovechado un saque de esquina. Al final el partido terminó con muchas fricciones, dos expulsados para Petare, Wuiswuel Isea y Heiber Díaz, y uno de Caracas, César González.