• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Campeones en silencio

Atenas Ronald Vargas (arriba) celebró con sus compañeros el título copero | Cortesía AEK

Atenas Ronald Vargas (arriba) celebró con sus compañeros el título copero | Cortesía AEK

Ronald Vargas y Alain Baroja se titularon ayer como campeones de la Copa de Grecia después de superar 2-1 al Olimpiakos en la final de la competición que se jugó sin público en el estadio Olímpico de Atenas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ronald Vargas y Alain Baroja rubricaron ayer el cierre a una campaña memorable con el AEK Atenas. El conjunto de la capital de Grecia regresó a la primera división, dispuesto a hacer ruido y volver a los días de gloria.
En la liga, se tropezó con un intratable Olimpiakos, que le hizo la vida imposible. El conjunto blanquirojo, de hecho, ganó el torneo griego los primeros días de marzo, habiendo perdido hasta ese momento sólo un partido, precisamente contra el incómodo conjunto aurinegro de los venezolanos. Pero ayer, Vargas y Baroja tuvieron su desquite. Uno que además, por poco no se da.
AEK se tituló sobre Olimpiakos en la final de la Copa de Grecia, al vencer a su vecino ateniense por 2-1, para proclamarse campeón del campeonato copero griego.

Vergüenza. El duelo, que se jugó en el estadio Olímpico de Atenas, estuvo a punto de no disputarse, después de los incidentes violentos de las semifinales de la competición, donde los fanáticos del Olimpiakos invadieron la cancha del PAOK Salónica con bengalas y expresiones racistas contra sus seguidores, que respondieron con golpes y pedradas.
“He decidido suspender todos los partidos que restan de la Copa de Grecia, como manda la ley”, comentó visiblemente molesto el viceministro del deporte griego, Stavros Kontonis, el 3 de marzo de este año, justo cuando ocurrieron los incidentes.
Pero después de una larga negociación, el Estado permitió la disputa del resto del torneo, eso sí, sin público. La final de ayer, que tuvo a Vargas como uno de sus grandes protagonistas, no tuvo aficionados. El oriundo de Guatire entregó las dos asistencias para los goles de Petros Mandalos a los 38, y Rafik Djebbour a los 51.
El primero fue con un centro cruzado desde la banda izquierda, y el segundo, con la última cesión de un contragolpe para dejar mano a mano al ariete francés de origen argelino contra el arquero.

Celebración. El volante venezolano jugó 58 minutos. Baroja no estuvo convocado, pero igual es parte del plantel campeón. “Ya que no podemos ganar la Liga, nuestra meta está puesta en lograr la Copa”, aseguró Vargas hace poco más de un mes. “No estaría nada mal para nosotros como club, considerando que venimos de segunda división. Llegar al playoff final de la temporada y de paso, ganar la Copa de Grecia sería un gran año. Estoy realmente muy contento con mi temporada hasta ahora aquí en AEK, y sería espectacular coronarla con un trofeo”, agregó.
Para Vargas este es su quinto título en Europa, después de ganar la liga de Bélgica en dos ocasiones con Anderlecht y dos más con Brujas. Es el máximo ganador venezolano en Europa en la historia. Para Baroja, en cambio, es su primer trofeo europeo en su primera experiencia en el Viejo Continente.
“Estamos realmente felices hoy", aseguró Vargas ayer a la agencia AP. "Esta era una de las metas. O ganábamos la liga, o ganábamos la Copa. Estamos pletóricos por lo conseguido", apuntó. 
Vargas y Baroja son dos de las grandes ausencias de Rafael Dudamel en la lista de la Vinotinto para la Copa América Centenario. Sin embargo, hoy los dos tienen motivos de sobra para celebrar.