• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Cachamay sirvió para devolver viejas sensaciones

Los futbolistas de la Vinotinto aseguraron que el equipo se pareció al de otras noches

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Vinotinto tenía una deuda en casa. Luego de firmar un genial 2011, el combinado nacional transitó 2012 sin poder sumar una victoria frente a su gente. Tuvo que esperar hasta el inicio de este nuevo calendario para volver a ganar un partido importante en casa. "Volvimos a ser el equipo que ilusionó al país", lo resumió Tomás Rincón.

Y regresó a sus raíces cuando la presión le pisaba los tobillos. Cuando una derrota hubiera complicado la calculadora. "Estos son de esos partidos que uno dice que son pa' machos", afirmó el tachirense, símbolo de la lucha y la entrega de todo su equipo. "Estuvimos todo el partido peleando cada pelota como si fuera la que nos iba a llevar al Mundial", describio Fernando Aristeguieta. "Quizás no tuvimos ese juego estético que se nos pide pero logramos sacar los tres puntos que es lo que importa", valoró el capitán Juan Arango.

Motivación extra

Más allá de la exigencia que tenía el equipo de lograr una victoria ayer, los jugadores venezolanos también destacaron la influencia de Cachamay en el resultado. "Uno le da gracias al fútbol por poder jugar partidos así", dijo Aristeguieta. "Te pone la piel de gallina saber que hubo gente que se quedó afuera, eso te llena mucho".

Dentro de ese marco, uno de los momentos más significativos estuvo al momento de cantar el himno, cuando la organización del partido detuvo la grabación lo que hizo que el estado completara la canción a puro pulmón. "Se me puso la piel de gallina. Es algo que te llega al corazón", afirmó Rincón, el general de un equipo que anoche volvió a sentirse tan fuerte como en sus mejores noches. "Volvimos a tener ese espíritu de la Copa América", aseguró, con una sonrisa, Franklin Lucena.